DE GAINSBOURG A GAINSBARRE. (1ª parte)

 
 
Me resulta difícil hablar de una obra tan extensa y poliédrica, de un personaje que era uno y muchos a la vez. Pienso en él como el tipo paradójico, talentoso, provocador, sensible, acomplejado y genial, entre otras mil cosas más que resultó ser. Un tipo capaz de jugar en cualquier liga. De jugar y ademas ganar. Un tipo capaz de crear y sobresalir en los clubs de jazz con “Nº 2” o poco después con esa obra maestra que es “Gainsbourg percussions”, de reflejar la atmósfera expresionista de la novela negra americana en“Nº4”, de comenzar desde sus inicios a epater le burgoise con una visión nueva de la chanson en “L’etonnant Serge Gainsbourg”, de llevar el pop a su terreno, melódico y malicioso, rodeándose de lo mejor del swinging london (Arthur Greenslade, David Whitaker) en“Initials B.B.”, recreando, confiriendo un aura más mítica si cabe a su obsesión B.B. De conseguir la pócima secreta resultante de mezclar a Chopin, sexo escabroso, ironía y pop en “Jane et Serge”, de invocar a los fantasmas psicodélicos en “Histoire de Melody Nelson”, de burlarse de si mismo en “Vu de l’exterieur”, de practicar Glam fallido en “Rock around the bunker”, de crear una obra maestra menor, visionaria de eso que años después se vino a llamar Trip-hop, en “L’homme à la tête de chou” , de componer multitud de bandas sonoras maravillosas o temas para películas certeros; “La horse”, “Cannabis”, “Anna”, “le Pacha”, “Mister Freedom” y decenas mas.
 
Compositor, escritor, arreglista supremo, supo de sus carencias hacer virtud, rodeándose de lo mejor, buscando siempre ir un poco más allá (Jean Claude Vannier, Michel Colombier, Alan Herkshaw, David Whitaker, Alain Goraguer …) dejando a un lado lo conveniente. De escribir para cientos de artistas, generoso y prolífico. Y precisamente por ello y pese a batacazos inevitables, todo lo que nos ofreció fue lo que se le pide -lo que yo le pido- a un artista; talento, sentido del humor, no esconderse jamás.

Todos los textos entrecomillados, salvo indicación, son suyos. 
 
“…No conozco la nostalgia. Tengo la facultad de olvidar. Creo que es un don. Hay episodios que he intentado borrar de mi vida. Incidentes, sobre todo en el plano sentimental. Mi primer recuerdo es musical. Es mi padre al piano. Tal vez sea incluso desde que estaba en el vientre de mi madre. El tocaba a Scarlatti, Chopin, Gerswhin, Bach, Cole Porter, Irving Berlin. Fue mi iniciación. Más tarde me enseño a tocar el piano, piano clásico. Mi padre lo tocaba por placer, estaba obligado a interpretar “Rhapsody in blue”, etc. Yo lo intentaba pero jamás pude. No tenía la técnica…”
IMG_2604


“…Tenía una voz afectada por los estragos. Estragos causados por los abusos y por la vida. Después de aquella joven rusa tuve uno de esos episodios de poligamia frenética. En tanto que pianista de bar, con el encanto que eso tenía… Actuaba en clubs muy chics, en el Touquet por ejemplo. Era muy orgulloso. Un día, en el Touquet, un tipo me dio una moneda de un franco. Con toda mi arrogancia me levanté y le dije; “Caballero, yo no soy una juke box…”
“…De todos modos yo quería ser pintor. Mi problema es que soy un provocador. Los profesores me auguraban una carrera fulgurante como pintor, pero yo no acababa de verlo. Un día me levanté y destruí todos mis cuadros, así que ya no tenía nada…”

“…Me dije; si a los 30 años no llego a nada como pintor, lo dejo. Y a los treinta años lo dejé”
 
 

IMG_2608

“…Un día llegó Yves Montand a verme actuar. Yo estaba muy impresionado porque una gran estrella me prestase atención. Le habían dicho que fuese a ver a un muchachito que tenía un estilo muy particular, nuevo, ultramoderno. Ese era yo. Se sentó y escuchó. Luego me llamó. Estaba con Simone Signoret, a quién le ordenó: “haz venir a ese chaval”. Fui, me senté con ellos y me preguntó “¿Que quieres hacer?, ¿Escribir, componer, cantar?. Yo, como un cretino, le respondí; “Quiero hacerlo todo”. Me dio su número de teléfono y dijo “Llámame, veremos que podemos hacer”. No hicimos nada. Y en cierto sentido fue una suerte. Podría haberme quedado a la sombra de Montand…”
 
IMG_2613

 


 
“…Lo que me gustaba de ella, que por aquella época ya había perdido, era su arrogancia. Y su físico también había cambiado. Tenía un físico muy agresivo, imponente. Pero el día en que comenzó a lanzar besos al público la cosa se jodió. En fin, es mi opinión. Porque antes ella te noqueaba con textos supremos, de grandes escritores. Le di “La Javanaise”, aunque “La Javanaise” que perdura es la mía. La había escrito expresamente para ella, me había pedido que le escribiera canciones…”
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s