PIERO UMILIANI. "Svezia, inferno e paradiso" (Omicron, 1968 / Right tempo 1997)


   Resulta curioso como nuestra imaginación y nuestros deseos pueden constituir una realidad aparentemente mucho más veraz que la real. De como a partir de  la mezcla de una ortodoxa educación católica, una innata curiosidad vital y una  concepción de la vida, digamos “artística” se obtienen experimentos  documentales de probado atractivo y discutible rigor. De como inconscientemente se puede trascender el cine de Dreyer o Bergman en un documental sociológico (“Mondo movie” lo llamaban ellos) y reflejar, de manera sospecho involuntaria, la ausencia de ese complejo de culpa tan cómodo u atroz según lo tomemos, pero a la vez tan interiorizado, frente a un más racional concepto de la incapacidad humana de alcanzar la gracia divina.

Ya desde el título “Svezia, inferno e paradiso” (la sexta película de Luigi Scattini) y su segundo “mondo movie” se establece clara esa dicotomía. El proyecto nace tras leer el libro del escritor y periodista de Il Corriere Della sera Enrico Attavila, publicado en 1967. Era un título estupendo y a la vez un libro maravilloso para ayudar a descubrir un nuevo mundo.
 
Originalmente publicado en el sello Omicron en 1968, también conoció una edición americana en el sello Ariel en 1970 y una reciente y completísima reedición en lp doble, en el sello Right Tempo en 1997. Esta incluía el Lp original, dos temas (“Notte di mezza estate” y “Nel cosmo”) solo incluidos en la edición americana más 12 temas inéditos, descartados para el álbum original. 

 En la época, para los italianos -y no hace falta decir que para nosotros-, sobre todo para los más jóvenes, Suecia representaba un mito, el sueño prohibido de una generación atraída a la vez por el infierno y el paraíso; La emancipación de la mujer, el nudismo, la cobertura social, las drogas, los sindicatos, el sexo libre, el bienestar económico…así que decide ir con un pequeño grupo a descubrir ese mundo maravilloso.

  

 “No fue fácil rodar ciertas escenas en Suecia porque, por primera vez, se puso al descubierto una realidad que los suecos estaban tratando de esconder. De hecho, la película fue muy mal acogida en Suecia cuando se estrenó. Casi hicieron de ello un conflicto diplomático, con protestas oficiales y amenazas de impedirme volver durante varios años. Finalmente fue emitida en la televisión estatal en nochebuena gracias a la complicidad de algunos periodistas que buscaban el escándalo a toda costa.

   También fue, gracias a la promesa de que la película no debía ser emitida jamás en Suecia, que muchos de los protagonistas e interesados directos aceptaron intervenir libremente. Esos periodistas encontraron una copia en la embajada de Francia y la mandaron a Estocolmo para su emisión.

  “Svezia, inferno e paradiso” se estrenó en Italia en 1968 y fue muy mal acogida por la crítica, mientras que el público abarrotó los cines convirtiéndola en un éxito. Si no recuerdo mal recaudó una cifra record, casi 1.500 millones de liras viejas. Fue un verdadero boom para las agencias de viajes y las compañías aéreas.

  También fue prohibida para menores de 18 años porque contenía escenas violentas y de sexo explícito que hoy harían reír incluso a los niños. Las secuencias acerca de la droga, los clubs nocturnos, la prostitución, los refugios atómicos eran casi ingenuas, aunque no hay que olvidar que en aquella época Italia era pacata y conservadora”.



   “Ultimando la grabación de la película ya en Suecia, me visitó mi amigo y gran maestro Piero Umiliani, quién había escrito la música de casi todas mis películas. Lo llevé a la sala de montaje para ver el primer copión. Después de unos pocos días volvió con una música que según él era perfecta para la escena en que  las jóvenes suecas caminaban por la nieve en dirección a  la sauna a más de 80 grados. Esa música era  “Mah-na mah-na (Video)”. Enseguida me di cuenta que no solo la película iba a ser un éxito sino que esa canción iba a ser un bombazo internacional. Y de hecho, todavía hoy, después de cuarenta años, sigue sonando en todo el mundo.”



  Piero Umiliani posiblemente es, junto con Ennio Morricone, uno de los mayores talentos musicales cinematográficos que nos ha deparado Italia. Como la mayoría de los grandes maestros italianos, componía tres o cuatro líneas melódicas en las que basar todo la partitura y a partir de estas, desarrollaba variaciones, de forma muy similar a lo hecho por Chopin, Debussy, etc.. No hay que olvidar que todos provenían de la música clásica, habían evolucionado a traves del jazz y desembocado finalmente en la música para películas. En el caso de “Svezia inferno e paradiso” tres fueron las bases que cimentaron la colonna sonora; La que ilustra los títulos de crédito, con el mismo leit motiv en cuatro piezas (“You tried to warn me” cantada por Lydia McDonald, “Stoccolma my dear”,“La signorina camarera” y “Notte di mezza estate”), una segunda, con una especialmente bien elegida melodía lenta, fascinante y seductora (“Sleep now little one”, tres interpretaciones distintas de “Solitudine” o “Essere donna”) y una tercera y última, interpretada de tres maneras distintas (“La ragazze dell’arcipielago”, “Fotomodelle” y “Topless party”) dedicada a las bellezas suecas. Esta última en particular lleva un arreglo en el que interviene el tal vez, juno a Bruno Battisti D’Amario, mejor guitarrista italiano; el gran Carlo Pes.

http://www.divshare.com/flash/audio_embed?data=YTo2OntzOjU6ImFwaUlkIjtzOjE6IjQiO3M6NjoiZmlsZUlkIjtzOjg6IjI0MTgxMzIyIjtzOjQ6ImNvZGUiO3M6MTI6IjI0MTgxMzIyLTJmNSI7czo2OiJ1c2VySWQiO3M6NzoiMTEzODEzOCI7czoxMjoiZXh0ZXJuYWxDYWxsIjtpOjE7czo0OiJ0aW1lIjtpOjEzNzAzNjQ0NDk7fQ==&autoplay=default

Y aquí me parece de justicia reivindicar la labor reeditora del sello italiano Easy tempo, quién desde finales de los 90 llevó a cabo la concienzuda y completísima tarea de sacar a la luz multitud de clásicos de la colonna sonora, buscadísimas y muy cotizadas piezas, originalmente publicadas en tiradas muy cortas cuando no invisibles, y que de otra manera hubieran permanecido tan solo en el recuerdo de sus afortunados poseedores. Eran, son, ediciones completas, con múltiples descartes de las grabaciones originales, créditos bien documentados y en formato Lp y Cd.

  Como se ha dicho, ¡12! son las canciones inéditas que aparecen por primera vez a la luz. Entre estas se encuentran maravillas del calibre de  “Hippies #1”, “Hippies #2”, “Stoccolma my dear”, “L’uomo integrato”, “Samba mah na”, “Organo e chitarroni” y “Beer, vermouth and gin”. Todas interpretadas por la banda de Alessandro Alessandroni (maestro del silbido, virtuoso del sitar, guitarrista excelso y poseedor de incontables registros vocales). Con él y su mujer Guilia, ademas de Edda dell Orso a las voces en algunos temas y los cuatro magníficos que más tarde se convertirian en I Marc 4 (Antonello Vanucchi al Hammond, Carlo Pes a la guitarra, Mauricio Majorana al bajo y Roberto Podio a la batería) que ya intervenían en el score original en, por ejemplo, “Violenza” o “Eva svedese”.

http://www.divshare.com/flash/audio_embed?data=YTo2OntzOjU6ImFwaUlkIjtzOjE6IjQiO3M6NjoiZmlsZUlkIjtzOjg6IjI0MTgxMzc1IjtzOjQ6ImNvZGUiO3M6MTI6IjI0MTgxMzc1LTU5YyI7czo2OiJ1c2VySWQiO3M6NzoiMTEzODEzOCI7czoxMjoiZXh0ZXJuYWxDYWxsIjtpOjE7czo0OiJ0aW1lIjtpOjEzNzAzNjQ4OTQ7fQ==&autoplay=default

   Aún hay alguna sorpresa más entre el resto de los temas inéditos; “Free in minore” con Gato Barbieri al saxo tenor y Giovanni Tommaso al bajo (sitarista excelso en la maravillosa “La ragazza con la pistola”), el mismísimo Umiliani al piano acompaña a ambos en “Piano bossa nova”. También hay una versión distinta de “Mah-na Mah na” y una “Sequenza psichedelica” con todos los miembros arriba reseñados, quienes en realidad eran la banda del Alessandroni, I cantori Moderni D’Alessandroni.


  Umiliani y Scattini tuvieron una larga y fructífera relación, tal vez no lo suficentemente reivindicada. Obras extravagantes y sugerentes como “La ragazza fuoristrada”, “Il corpo”, “Questo sporco mondo maraviglioso” o “La ragazza della pelle di luna” lo atestiguan.
  Próximamente aquí todas ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s