ITALIA SIEMPRE. 45s


Uno más de los cantantes que florecieron en Italia como setas, entre finales de los 60 y principio de los 70. Rinaldo Ebasta quedará marcado para siempre por ser la mano derecha o consejero aúlico de Calisto Tanzi, capo de Parmalat y protagonista de una de las quiebras fraudulentas más sonadas de Italia. A la vista de los hechos, la música era lo suyo. “Farufaru” ya molaba mucho pero éste “Soffro soffro” -escondida en la cara b de “Un gioco inutile”– lo tiene todo. Furiosa parte vocal, un fuzz omnipresente, hammond juguetón y vientos rotundos. Llenapistas absoluto en cualquier fiesta que se precie. Palabra.



Aunque parezca recién salido de un casting  para una fotonovela (esa mirada lánguida) y sus pintas (pelo, ropas, patillas) sean avanzadilla y faro del look que posteriormente popularizase Tony Manero,  Alberto Anelli y su “Montaña rusa” es una clara muestra de mi particular teoría acerca de los ovnis y su vinculación a la música popular. Marcianada deliciosa.


Popular por el mega éxito “Bandera gialla”, Gianni Pettenati requirio la ayuda del grupo beat I Juniors para registrar esta estupenda versión en italiano del “Sunshine superman” de Donovan. En la otra cara “Puoi farmi piangere”, revisión del “I put a spell on you”. Dos por el precio de uno.



Estaba predestinado. Maurizio Masla fue el cantante de la banda The Stormy-six. Qué mejor manera de comenzar su carrera como solista que con esta versión del “Spooky”, junto al “Stormy” el otro éxito de los Classics IV de Dennis “cabezón” Yost
Demasiado sol, acérquenme unas gafas, prego…


Creo recordar -no estoy seguro- que “Chi…mi aiutera” la hicieron popular I Rebelli, grupo que formó parte de la escudería del sello de Celentano, Clan. Otro más de esos hallazgos a un euro por pura casualidad y un poquito de olfato. Blue eyed soul a la italiana de primer nivel.



Gritos desesperados, fuzz estridente, un ritmo más que beat, cavernícola. Garage de cajón. Como contrapunto un riff de toques eastern, casi árabes, dándole un aire exótico y una melodía consistente. Fácil de encontrar, conviene no confundir valor -imbatible- y  precio -asequible-. Pasen y escuchen.


El clásico de Joe South ha tenido innumerables versiones. Así a bote pronto, podría hablarles de la más conocida -concisa e infalible- de Deep Purple, la de Kris Ife en clave freakbeat, la castiza de Silvana Velasco, la pachuliesca de Johnny Hallyday o la monstruosa a cargo de la canadiense Jenny Rock. Y seguro que se me olvidan muchas más.
Al ser este un post dedicado a la gran Italia igualmente podría haber subido la de Guiliano Girardi. Finalmente me he decidido por esta de I Colours. “…Nananana, nanananaaa…”




El clásico de Sam & Dave, interpretado casi miméticamente en su forma -para que más- pero con una frialdad que en absoluto parece latina. Acompañada por la orquesta del gran GianPiero Reverbieri, (esa que igual servía para un roto -orquestaciones profesionales al gusto o a granel- que para un descosido -vivaces e ingeniosas salidas de tiesto-) y cuya cara A era una versión del “Happy together” de los Turtles (Aquí “Per vivere insieme”). Este 7″ de 1967 es, creo recordar, su único sencillo.

Antes de ser diputada por Forza Italia, capitana del ejército de velinas de Berlusconi y azote de la izquierda, en un mundo distinto, Ombretta Colli se enfundaba cuero negro y enseñaba pierna en la portada de esta versión en italiano del “Harley Davidson” que Serge Gainsbourg escribiese para Brigitte Bardot.


No, no voy a contarles nada del gran Domenico Modugno. Ya lo saben y en caso contrario deberían. Tan solo mencionar que tiene un capítulo por derecho en la enciclopedia Mundo Atónito, esa que algún día, en otra vida, tendré que escribir. Oculta -cómo no- en la cara b de “Come stai” (y titulada muy honestamente “Questa e la facciata b”) es una sorprendente jam session a medio camino entre el freakbeat y la broma humorística.

Cantante de I Camaleonti, Enrico Maiocchi fue toda una estrella en Italia. Pionero del underground y presto a experimentar con lo que se le presentase, en 1965 viaja a Inglaterra. Alli entabla amistad con Ritchie Blackmore (guitarrista de Deep purple) e incluso forma un grupo con éste (Maiocchi & the trip) que con lo mucho que prometía el nombre, desgraciadamente no dejaría nada editado para la posteridad. Alternó con Hendrix y los Stones en el lugar y el tiempo oportuno (Londres, mitad de los 60). Gracias a ellos contactó con Marianne Faithfull con la que participó en 1967 en San Remo con “C’e chi spera”. “Uno di piu” de Mogol y Battisti es su mayor éxito. Alojada en la cara b de ésta, una maravilla de popsike elegante y de calidad, entre Honeybus y los Rolling Stones más líricos, con una producción espectacular e imaginativa (esa batería sincopada) y el contrabajo haciendo el papel de la guitarra que le otorga distinción y prestancia.

Ya lo decía Enric González. Cuando Celentano abre la boca, Italia escucha. Cuando termina de hablar asienten o despotrican. Pero cuando vuelve a hablar, vuelve a escuchar.
Es absolutamente increíble lo de Celentano.  De como a partir de una obra popularísima y accesible, cada poco tiempo aparece súbita una maravilla escondida a la que no le habíamos prestado la atención precisa. Ahora mismo ando pillado con está virguería a medias con La Ragazza del clan (¡Jenny, Miguel, gracias!) titulada “Eh! Gia” que no desentonaría nada -¡qué digo desentonar!… sería perfectamente uno de sus  highlights- en cualquiera de esas fiestas de popcorn y early Rock and roll que tan de moda parecen estar.

http://www.divshare.com/flash/audio_embed?data=YTo2OntzOjU6ImFwaUlkIjtzOjE6IjQiO3M6NjoiZmlsZUlkIjtzOjg6IjI1NzY4NjY3IjtzOjQ6ImNvZGUiO3M6MTI6IjI1NzY4NjY3LTE4MSI7czo2OiJ1c2VySWQiO3M6NzoiMTEzODEzOCI7czoxMjoiZXh0ZXJuYWxDYWxsIjtpOjE7czo0OiJ0aW1lIjtpOjE0MDQ0Njg0MjY7fQ==&autoplay=default

De los autores de “Lady Jane” y “15ª frustrata” este “Batti e pugni” es favoritísima personal. Infeccioso hammond beat en clave rock and roll.


Fausto Leali, antes de su etapa mas popular en los años 70 como cantante melódico (y no es nada peyorativo) se especializó en pasar al italiano éxitos anglosajones; “Sha la la la la”, “Hurt”, “Funny how love can be“. Con una peculiar voz casi adolescente y de tintes ligeros se adscribió al beat con especial fruición. Aquí les presento una maravilla. Versión del “Everybody loves a clown” de Gary Lewis & his playboys, la banda del hijo de Jerry Lewis. Delicada y elegante, beat pop evocador,la letra encaja como un guante en el espíritu despreocupado y optimista de la época.


La pecosa pelo de zanahoria era más ácida que dulce. Estrella absoluta en la Italia de los sesenta, innumerables cimas jalonan su carrera. “Zucchero” -una, otra más- no empalaga en absoluto, como su nombre parece querer indicar, muy al contrario. Resulta ser señuelo y adicción; “Tu amor no es dulce, pero me gusta igual” 


Sí, el “Trapped” de Los Bravos en italiano a cargo de I Condors. ¡Qué guitarras!. Ahí va eso.



Pino Donnagio, otro clásico. La versión en castellano del “Non ne ho colpa” es bastante superior, en mi opinión, a la original. Más vigorosa y directa, ya desde su comienzo, con ese riff de guitarra, los bongos -¡como atrapan!-, su solo de hammond y la letra (un psicodrama en torno a la tentación de la infidelidad, los celos y la mentira y el posterior temor a la perdida) ya nada podrá hacernos abandonarla. Prueben y me cuentan…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s