PLAYLIST "La noche de los monstruos" (Especial Todos los Santos pecadores)

 

 

Zombies, Fantasmas, Brujas, Freaks, Alucinaciones, Sombras, Vampiros, Monstruos, Muertos, Vudú, Penitentes… Canciones.

INTRO La noche de los monstruos
THE MARKETTS Out of limits
SCREAMING JAY HAWKINS I put a spell on you
LINK WRAY The shadow knows
LOS HOLY’S Campo de vampiros
THE PHANTOM Love me
JOHNNY FEVER Zombie
BOBBY MOORE  Go ahead and burn
FOREVER PAVOT Le penitent la passe, Christopher Colombus
GEORGE CASH The phantom of my past
ADAM & EVE The witch
LOS RISCOS Sombras
THE CRAMPS What’s inside a girl
FUMAÇA PRETA Vou me liberar
ADJEEF THE POET Ieek i’m a freak
THE FLESHTONES I was a teenage zombie
BAKER KNIGHT Hallucinations!
LITTLE SONNY WARNER Psycho serenade
CHARLES SHEFFIELD It’s a voodoo working
BANANA Club de vampiros
JACQUES FILH Wroaaaach!
LOS GIPSYS Kamasutra
GARY SCRUGGS I need someone

EXPRESION La luz del fin del mundo

 

"El Verano de la Muerte" (J.L. Merino, 1970)

 

 

Película que al parecer nadie ha visto y de la que, extrañísimamente, existe Lp español en el sello Vergara. No me pregunten el por qué del enésimo de los abracadabrantes milagros de las ediciones hispanas. En cualquier caso, un poco más abajo, la historia y vicisitudes contada por el famoso cronista e historiador del Giallo,  Guiseppe Antonio Bernaldini. A los conocedores no habrá que recordar sus historias publicadas en “Cimiteria” o sus colaboraciones en muchos de los guiones tardo sesenteros del giallo más terroríficamente romántico y evocador. Exacto, estoy hablando del Dottore Strani.

 

“…Hay una película que no he visto, pero de la que se habla (entre susurros) en los callejones oscuros y ominosos de la cinefagia más abyecta e innombrable intitulada Questo non é l’estate del amore (ma un’altro inverno della morte).

Una coproducción italo-germano-española de 1968 (estrenada al año siguiente) dirigida por Tinto Brass (antes de dejarse llevar por sus pulsiones eróticas; cuando era más pop) y en la que, según cuenta la leyenda, figuró como ayudante de dirección nuestro inefable José Luis Merino, estrenándose en esas lides.

Sigue la leyenda y cuenta que el Brass abandonó el proyecto por no sé qué problemas con los productores y porque recibió una propuesta para realizar una peli en Gran Bretaña que quedó en nada. Y el caso es que José Luis Merino se vio obligado a terminar la peli, aunque al final no la firmó con su nombre. Tampoco Tinto Brass, porque los productores optaron por poner un nombre anglosajón y totalmente irreal (ahora no recuerdo cuál… Timothy nosécuántos).

Los actores principales eran Klaus Kinski, Christiane Kruger, Patty Sheppard, Erna Schurer y Carlos Quiney. Entre los guionistas estaba Lucio Fulci, por cierto. Antes de dirigir su primera película (Una historia perversa, 1969)

El argumento (según he leído) iba de un noble austro-italiano (Kinski) que organiza happenings para jipis y yeyés en sus palazzi , en los que abunda el LSD y demás drogas psicodélicas. Y que, al mismo tiempo, tiene a su servicio una especie de banda de motoristas (unos Hell Angels alla italiana) más malos que la quina. El pérfido príncipe aprovecha sus fiestorros para abusar de mozas drogadas y, en algunos casos, someterlas a sevicias que llegan hasta el asesinato.

Lo realmente curioso es que tanto en la versión italiana como en la española (que se tituló “El Verano de la Muerte” -contradiciendo el título italiano con el mayor descaro del mundo-) la acción transcurría en Italia y había una escena en la que sonaba esa especie de freakbeat a lo sureuropeo que se llama Atto Di Forza n. 10 de I Ragazzi Dei Sole.
Pues bien… En la versión alemana la acción transcurría en España (aunque mantenían los apellidos y nombres italianos, quizás por desconocimiento y confusión). Y a lo que quería llegar yo… En la escena en la que sonaban los Ragazzi Dei Sole sonaba un grupo español haciendo la misma canción llamado Los Sirex…”

THE RUBBER BAND "In and out of my life" (Columbia, 1966)

 La canción del mes. Sheik’s wise advices
 
 
In and out of my life you come and you go,
you think that you want me but you don’t know
I’ll find a way to put you aside,
I got you, forget you and remember my pride.
 
I don’t know why i love you like i do,
I just know i shouldn’t but i still do,
If you don´t prove that you care,
next time you want me i won’t be there.
 
Don’t say no matter how i’ll spent my time,
but how can you care when you’re never there,
when you’re never there, 
when you’re never there.
 
If you really love me you’ll walk at this way,
you’re coming to my heart and next way you stay,
How can you say the things that you do,
How can you say them when you know that’s not true…

 

"THE MUSIC MAN VS. WOMEN FROM OUTER MIND". Ted V. Mikels, 1969

 

 

De la serie “Peliculas que nunca lo fueron”.

 

Dirigida por Ted V. Mikels
Escrita por Ted V. Miles y Wayne Rogers

Intérpretes; Valerie Leon, Tura Satana, Wayne Rogers, Caroline Munro, Joëlle Coeur, Viktor Izay, Vincent Barbu, Lynette Lanz y John Carradine

Arnie Lyman (Wayne Rogers) recibe la temida carta de las fuerzas armadas con la notificación o el draft para incorporarse a filas. Acaba de suceder la ofensiva del Tet y ya es público y notorio que el Vietcong  les está dando para el pelo a los americanos. Varios de sus amigos ya han desaparecido en el frente y Arnie no está dispuesto a ser  también él carne de cañón. Aconsejado por un conocido acude a un motel donde tiene su base Fanny Tit (Tura Santana), una chicana santera que elabora un brebaje que te sume temporalmente en estado catatónico y provoca el tan deseado veredicto “no apto”. Después un par de meses de vacaciones en un sanatorio y la licencia definitiva. No obstante Fanny  le advierte lo escrupuloso de la dosis, los plazos para su ingesta (la mañana misma de la revisión previa al reclutamiento) y le comunica que su efecto es limitado e inocuo bien administrado, aunque puede llegar a ser muy peligroso si no se toma con la debida precaución. Finalmente le hace saber que son las dos últimas dosis de las que dispone (justo las que necesita, una para el día del draft y otra para la revisión posterior en el hospital) y vuelve a hacerle incapié en lo peligroso de sus efectos en caso de no seguir sus indicaciones.

  Una vez adquirido, de vuelta a casa, tanto él como sus acompañantes se ven envueltos en un incidente con una banda de moteras comandada por la voluptuosa  Pussy Crab (Valerie Leon). Asustado, esconde la cápsula en su paladar y mientras intenta escabullirse de la refriega la ingiere por error. Las consecuencias serán infinitamente peores de las que le habían advertido…