ALGO SALVAJE Vol. 2 Untamed 60s Beat & Garage Nuggets from Spain

AlgoSalvajeVol2-CoverIdeas.indd

El próximo 4 de marzo sale a la venta el Vol. 2 de “Algo Salvaje. Untamed 60s Beat & Garage Nuggets from Spain” en Munster Records, formidable segundo capítulo de la recopilación, que se intuye antológica, del Beat y Garaje hecho en nuestro país. Enfundado en una estupenda portada (una foto de los Gritos) y con textos de Vicente Fabuel, que, como en él es norma, lo son de tan ajustada concreción como didáctico magisterio, además de enormemente ilustrativos e informativos. El disco recoge 28 canciones hechas en nuestro país que, como cuenta el antologista, es “…Un festival de beat crudo, directo y agresivo, más las lógicas digresiones estilísticas de acuerdo al psicodélico devenir de los tiempos…”.

 Editado en formato de doble Lp y cd, el disco recoge arrebatos juveniles, audacias (más de las convenidas) e inspiración tan libre como a menudo aislada.  Sirve también para trazar una cartografía, un tanto anárquica si quieren, del estado de un país baqueteado pero curioso en su subsuelo y de una escena incipiente. Junto a bandas y solistas capitales en dicho ámbito, como Los Salvajes, Smash o Bruno Lomas, asistimos a los embriones de Tino Casal, Daniel Velázquez o Lorenzo Santamaría (como Los Archiduques, Cefe y los gigantes y los Z-66, respectivamente) junto a episodios esporádicos -carreras de un único sencillo para entendernos- como lo fueron las de Don y Su Banda Club, las Aguilas Reales o Los Flechas. Versiones de canciones clásicas, tan atrevidas como de sorprendente efectividad (entre otras, de los Mar-Keys, The Animals, Gary Walker & The Rain, Vince Taylor, The Castaways o el Dúo dinámico). También repleto de  un variado anecdotario; apariciones del grupo de un futuro ministro de Justicia (Los Cirros), el germen de los que se convertirían en Evolution (The Vampires) o la banda beat del gran Ramón Farrán (Ramón-5). En definitiva la necesaria y justa puesta en valor de algo que, en mi humilde opinión, lo merece sin ningún género de dudas.

Así pues no me queda nada más que agradecer tanto al recopilador como al sello el formidable proyecto. Por cierto, anuncian futuros capítulos. Sin mas dilación y si aceptan un humilde consejo, compren. Incluyo un pequeño sampler con fragmentos de las canciones que espero les sirva para hacerse una idea.

Repertorio;

LAS AGUILAS REALES La ruina

LOS ANGELES NEGROS Me equivoqué

LOS ARCHIDUQUES Lamento de gaitas

LOS BRISKS Si mañana será así

BRUNO LOMAS Vendrás conmigo

CEFE Y LOS GIGANTES Sin rencor

DON Y SU BANDA Acción

LOS FLECHAS Diciendo no

LOS TONKS Escapada

LOS ZINKOS No te puedo amar

GRUPO 15 El Olé

LOS POPS Te esperaba

LOS GATOS NEGROS Cadillac

LOS RELAMPAGOS El baile del bufón

LOS SALVAJES Soy así

RAMON-5 Amor perdido

LOS SIMUNS You don’t love me

LOS SOÑADORES Sin saber por que

THE VAMPIRES New love

Z-66 Carrera con el diablo

LOS GRITOS Veo visiones

DIABLOS NEGROS Last night

JUAN Y JUNIOR Nothing

SMASH Well you know

LOS CIRROS Lack a day

LOS CRICH I can’t stand it

LOS IBEROS Liar Liar

LOS INDONESIOS I can tell

 

Por cierto, como todos ustedes ya sabrán, veníamos de aquí…

IMG_2805

 

VIAGGIO IN ITALIA Il Beat ¿Cos’ é?

Italia canta 1

 

 

Jamás logré entender por qué somos tan receptivos con los logros y hallazgos de la música anglosajona -quién firma uno de los primeros en dicha filia, una cosa no quita a la otra- y en cambio nos dejamos ir o directamente obviamos los incontables y espléndidos episodios realizados en otros ámbitos.


 Aunque pensándolo un instante es posible que el adocenamiento que acarrea la imperiosa necesidad de modernidad y la comodidad que conlleva los lugares comunes tenga algo que ver. De todos modos, casi ya da igual. Esa es otra -y ya he perdido la cuenta- de mis derrotas.


 Lo que les propongo aquí no es otra cosa que hacer de la necesidad virtud. Asumir nuestras debilidades y escapar de lo sectario. Abandonarnos a la molicie y la diversión. Si de paso obviamos el cinismo condescendiente y nos centramos en la mirada tendremos avanzada gran parte del camino. Una vez hecho ésto, si convenimos que es esa batalla perdida definitivamente y tampoco malgastamos nuestro tiempo en rebatir la valoración (escasa) y el aprecio (ínfimo) sobre lo creado -al lado de casa como quien dice- nos evitaremos polémicas innecesarias y estériles. Quedémonos con lo cercano -por geografía-  y lo próximo -por sensibilidad- y disfrutemos. En este caso de Italia, sin ir más lejos.

 No me queda entonces otra cosa más que asumir mi mediocridad y mi -quizá errado- punto de vista y apechugar con ello. No piensen que lo hago como tara exhibicionista. Tampoco, ni mucho menos, como patina de exclusividad o distante elitismo. Simplemente es algo que está ahí. Por ello decidí ya hace tiempo permanecer en una esquina, molestar y hacer el menor ruido posible en una época en la que impera una pulsión irrefrenable por la novedad. Un tiempo en que la originalidad per se y el mañana han vencido al rigor y al pasado. Sostengo que, en muchas ocasiones, sin detenerse a valorar lo que de cimientos, sostén e inspiración tiene. Pero esa es otra cosa en la que también puedo estar equivocado. Digamos que he elegido un sendero y que me apetece mucho seguir recorriéndolo.
Guitarras eléctricas, Fuzz y flequillos tintados de verde. Motocicletas, el hermanísimo de pel di carota e historias truculentas. Versiones. Muchas versiones; De los Zombies, de Jefferson Airplane, de Arthur Brown, de los Kinks, de los Grassroots. Psicodelia andante y moderatto progresivo. Phasing, efectos de pistas y eco. El riff y el Beat ¿cos’e?. Soulmen oriundos y mucho drama se non è vero è ben trovato. Algún sitar como atrezzo, fulares y pantalones a rayas. La melodía, la ingenuidad, el arrebato y la ilusión. Su irrenunciable lirismo hasta en los episodios más presuntamente truculentos. Tan lejos y tan cerca. Italia.. 
 

 

e0208-italia

 

 
 
 
 
 
 
 

RAMÓN 5 – Amor perdido Ep (Discophon, 1966)

 

 Ramón 5 eran mallorquines. Fueron, por decirlo de algún modo, el experimento rock and roll del gran Ramón Farrán (el señor con corbata y mangas de camisa). Contaban como guitarrista con otro titán, Tony Obrador (a la derecha de la imagen), del que ya hablamos aquí a propósito de “Hoy”, fantástico single mezcla de popsike y blue eyed pop, producido por Pepe Nieto.

 

Hijo de músico, con estudios musicales superiores, baterista notable, iniciado en el jazz a principios de los sesenta (suyo fue el Indigo Club Jazz, club de jazz en Mallorca creado en el lejano 1963) y músico a sueldo de cualquier jazzman o artista internacional que aterrizase en la isla, la suya fue una carrera de incontables aristas. Ramón Farrán fue, entre otras muchas cosas, impulsor de la modernidad en la rumba (arreglándola con metales y adecuándola, a su entender, a los nuevos tiempos), colaborador de fieras como Bruno Lomas o los Gatos Negros, director musical y productor de innumerables estrellas (Julio Iglesias, Serrat, Los Sirex) y de otros hoy en el olvido pero con notables canciones (Los 5 musicales, Relámpagos, Abel, etecé ), precursor del uso de los sintetizadores y la música disco en España (utilizando el Moog como marca de fábrica) y compositor de música para películas. Casado con la hija de Robert Graves, la también escritora Lucia Graves, formo sociedad con ella flirteando con el folk y manteniendo lazos con la colonia de músicos británicos refugiados en Deia.

“Amor perdido” va incluido en su primer ep, junto a una versión del “Mirza” de Nino Ferrer y del “Girl” de Lennon/McCartney.  Dos minutos escasos de soberbio garage chulesco y desesperado lamentando el rechazo. Un segundo ep, en la que destaca “Quiero una chica op art”, curiosa mezcla yeyé de beat y bossa, sería toda su discografía.

 

¿Dónde estan esos ojos que me hablaban de amor?, ¿Dónde los has escondido, dónde estás tu corazón?… Vida mía, no me quieres nada ya, no recuerdas los pasados días de felicidad. Te pido, te suplico, no sé vivir sin ti, ¿Cómo es que no comprendes que has nacido para mi?. Voy a buscarte, algún dia te encontraré. No sé cuando ni sé dónde pero ahñi te amaré….

 

THE BLUE BANANA "My luv" (Kanwic records, 1968)

 
Poco puedo señalar de este grupo más que lo que encontré en el “Fuzz, acid and flowers”. Una portada más que estupenda y una cara b trufada de pedal fuzz y una melodía pegadiza sirven para contarnos la sempiterna historia adolescente de desamor. Un poco The Luv ones y su “Mizzer bahd”, un poco los primeros Paul Revere & The Raiders. En cualquier caso un single irresistible pescado hace tiempo en algún viaje que y que en mi opinión es irresistible.

“…Se pueden encontrar ambas caras del único single de esta banda de Kansas en “A journey to tyme vol. 5”. Estaban formados por cuatro jóvenes que provenían del área de Wichita. Su versión del “Spicks and specks” de los Bee Gees añadía teclados en primer plano y un estribillo trufado de Turtle-esque “blablablas” al final. “My luv” es heavy pop encabezado por un órgano omnipresente y un fuzz que araña, junto a un gran solo que coquetea en dirección eastern…”
(Vernon Joynson. “Fuzz, acid and flowers revisited” ( Borderline Productions, U.K.)

 





















THE KITCHEN CINQ "Everything but" (LHI, 1967)

Breve correspondencia con un muy querido amigo acerca de lo divino y lo humano. Sobre un disco, vaya. Somos así de simples. Sé que a él no le molestará en absoluto. Y espero que a ustedes tampoco.
 
 
 X. Ha sido ponerme esta burrada en el tocadiscos y decirme; Coño, casi parece hecha por encargo, tras seguir fielmente las indicaciones de DonRa; Batería cual metrónomo destartalado, angst post adolescente, armonías vocales difundidas a pleno pulmón, coros en primer plano y guitarra con fuzz presidiéndolo todo. ¿Gusta?…
R D– “Me voy a tener que extender un poco aquí. Este grupo de Texas se hacían llamar Y´all´s y grabaron ésto para el sello Ruff en 1966. Sale recopilada por nuestros amigos comunes de EVA en el excelente vol.2 de su serie Texas Punk a base de la colección de Hans Kesteloo, que compré en mi primer viaje a Londres en el año 1990 y aún hoy día me parece uno de los más sólidos samplers de garage que existen a pesar de todas las carencias que le podamos aplicar a dicho sello. En definitiva, que es una gran favorita de toda la vida por las características que cita precisamente. Y llegados a este punto me descubre Ud. veintiun (¡21!) años después, que los tipos emigraron a California y grabaron este LP medio tutelados por Don Lee. He escuchado un par de veces ambas tomas y esta segunda es una copia en carbono de la anterior aunque más limpia, hasta cuesta reconocer que gran parte de la grabación no sea absolutamente idéntica, pero claro, antes los grupos se metían en el estudio con los deberes hechos. Agradecido y emocionado por el aporte, como siempre…
 
 
 
X.- Y antes de Y’all’s también fueron The Illusion, como sabrá. Lo curioso de “Everything but the kitchen cinq” es que fue la primera referencia de LHI, y que todo el Lp es GLORIOSO. Versiones de Hollies, Beau Brummels, Neil Diamond, Gene Pitney o Buffy Saint Marie, más dos temas propios. Sí, la que subí a su muro (“Please come back to me”) y “Determination”, otra bomba. Para terminar con toda esta palabrería de salón incidir en la producción de ¡Suzi Jane Hokom!, por aquel entonces pareja de Hazlewood y cuyo cotizado singol, “Need all the help i can get” es en este Lp reinterpretado. Debió gustarles la tonadilla del gran Lee. ¡A quién no!.
 
X.- “Y después Armageddon, ya en otro palo totalmente distinto.”
 
“No me fastidie que estos fueron tambien Armageddon...”
 
“Sí. Y perdóneme este pop quizz.”
 
“¿Por? Yo he venido a este mundo a aprender, querido.”
 
“Voy de su mano en eso. Muy a gusto además.”
 
 
 
The Kitchen Cinq procedían de Amarillo, Texas, y estaban formados por Mark Cramer, Dale Gardner, Jim Parker, Dallas Smith y Johnny Stark. Comenzaron como The Illusion (grabando un single para Dot) pero rápidamente cambiaron su nombre por The Y’Alls bajo cuyo apelativo publicarían un sencillo en 1966, en el sello Ruff, hoy de astronómico precio. En un lado iría una versión de los Beatles (“Run  for your life”) y por el otro una composición propia (“Please come back  “).

A principios de 1967, ya como The Kitchen Cinq, viajan a Los Angeles, contratados para el nuevo proyecto empresarial de Lee Hazelwood, LHI, acrónimo a partir de sus iniciales más International, y donde registrarían su único Lp. El Bigotón deja como encargada del proyecto a su entonces pareja Suzi Jane Hokom, quién se muestra encantada de ello. Algo así como un juguete con el que disfrutar y practicar. Mucho y bien a tenor de los resultados.

 

 El disco contiene tres composiciones propias. Dos de Mark Cramer y Johnny Stark (una nueva toma de la cara B del single de los Y’Alls ahora titulada “Please come back to me” más “Determination”, un trallazo de garage fuzz beat,  y “Young boy”, beat en estado puro que cambia el fuzz por la armónica, firmada por Jim Evans

 Junto a estas tres versiones que van de lo bueno (“Solitary man” de Neil Diamond,Still in love with you baby” de los Beau Brummels) a lo soberbio (el “Codine” de Buffy Saint Marie en clave folk rock a-la-Byrds, o “I can’t let go” de los Hollies) también encontramos una espléndida “You’ll be sorry some day” o esa maravilla con la rúbrica de Lee Hazlewood que conocemos por “Need all the help i can get”. Maravilla que  a finales del mismo año Suzi Jane Hokom publicaría a 45 rpm en el sello MGM.

 
 La carrera de The Kitchen Cinq constará de un Lp (“Everything but”) y cuatro sencillos en LHI; “Determination”/”You’ll be sorry someday” -ambas incluidas en el álbum-, más “If you think”/”Ride the wind”, “Ride the wind”/”Street song” y “When the rainbow dissapears”/”Good lovin”. Todos, Lp y singles, publicados en el año del señor de 1967. Excepcional cosecha.