Un single cada domingo (III)…

En 1970 la así llamada contracultura se había convertido en parte tan evidente del mainstream que hasta los generalmente pacatos cazadores de talentos de Polydor no tuvieron problema en editar este single de drug-exploitation, una apología de las virtudes del uso de la marihuana. Incluso en la contraportada se mostraba un mini diccionario (en alemán) con los términos apropiados del argot del fumeta, listos para incorporase a las conversaciones más in. Algo bastante irónico, ya que, escuchado ahora, dicho mantra parece mucho más adecuado para los consumidores de speed, con su ritmo mazacote, el riff de guitarra funk, un hammond omnipresente y los repetitivos coros.
 
 The Marihuna Brass Band era un grupo de músicos de sesión especializados en fabricar deprisa y corriendo álbumes con los hits del momento. Estaban liderados por dos ex miembros de The RattlesFrank Dostal y Achim Reichel-, banda que en su tiempo sería uno de los grupos beat más famosos y populares de Hamburgo. El cantante de este experimento, Kuno Dreysse, era un viejo amigo suyo de los tiempos del Star Club (incluso ellos tres fueron los que lo gestionarían durante un tiempo, a finales de los años sesenta). El tal Kuno había comenzado su carrera en 1964 con The Rivets, un grupo Beat originario de Hamburgo que tuvo sus cinco minutos de gloria como teloneros de los Rolling Stones en 1965. Lo divertido del asunto es que Herr Dreysse -en la actualidad habitual de la cadena de TV Hamburg 1– nunca se fumó ni un mísero porro en toda su vida, aunque se mantuviese siempre fiel a la bebida.


 Stefan Kassel & Frank Jastfelder. Notas interiores de la recopilación “The In-Kraut 1966/1974” Vol. I