PLAYLIST "La noche de los monstruos" (Especial Todos los Santos pecadores)

 

 

Zombies, Fantasmas, Brujas, Freaks, Alucinaciones, Sombras, Vampiros, Monstruos, Muertos, Vudú, Penitentes… Canciones.

INTRO La noche de los monstruos
THE MARKETTS Out of limits
SCREAMING JAY HAWKINS I put a spell on you
LINK WRAY The shadow knows
LOS HOLY’S Campo de vampiros
THE PHANTOM Love me
JOHNNY FEVER Zombie
BOBBY MOORE  Go ahead and burn
FOREVER PAVOT Le penitent la passe, Christopher Colombus
GEORGE CASH The phantom of my past
ADAM & EVE The witch
LOS RISCOS Sombras
THE CRAMPS What’s inside a girl
FUMAÇA PRETA Vou me liberar
ADJEEF THE POET Ieek i’m a freak
THE FLESHTONES I was a teenage zombie
BAKER KNIGHT Hallucinations!
LITTLE SONNY WARNER Psycho serenade
CHARLES SHEFFIELD It’s a voodoo working
BANANA Club de vampiros
JACQUES FILH Wroaaaach!
LOS GIPSYS Kamasutra
GARY SCRUGGS I need someone

EXPRESION La luz del fin del mundo

 

Anuncios

PLAYLIST "Claro, no da una…"

Se me ha ocurrido subir esta lista. Casi una hora de tonadillas predispuestas al jolgorio y la diversión entre auto inculpaciones de ludopatía (“Yo nunca bebo ni fumo cigarrillos, me gasto el sueldo entero con el juego y no sé ganar”) y someras y lúcidas descripciones del paraiso (“Es un casino donde sirve un chino, bailan el mambo, cantan rumba y samba, le dan al tango, cantos y bolero, también al rock…”).

Valor -mucho- y osadia -más aún- a cargo de Nelo para rebautizar como surf a un twist trufado de ¡pizzicato! y salir airoso y con nota del empeño. El infalible Titán Bruno con sus rockeros y la precisa y salvaje guitarra de Pipo Cortés. La apología del Hully Gully, de la Exótica y del Mambo aquí y allá. Cha cha chas adictivos hasta provocar síndrome de abstinencia cortesia de los Albinos o de Antoñito y sus imperiales. Salvajadas de Screamin´Jay Hawkins y su revisión sesentera del “I put a spell on you”. La redefinicón de lo cool chez Curtis Knight avant Hendrix y el epítome de lo pizpireto e irresistible gracias a Paul Anka o Nancy Holloway. Porque “Noche en la ciudad -sábado-, gente que viene y que va -sábado-, tengo un billete de mil -sábado- y chica para salir…” se me antoja una de las reflexiones vitales más profundas que en este momento soy capaz de recordar.