PLAYLIST. Seasons of our lives; The Winter String Psyche crew.

 

THE ANIMATED TROLL Whistling
EARTH ISLAND Seasons of our lives
WICHITA FALL Ornamental show
THE GARDEN OF EDEN Flower man
THE SUNDAE TRAIN Love affair of two happy people
DALTON AND MONTGOMERY All at once
THE FAMILY San Francisco waits
THE COLLAGE My mind at ease
THE GLASS FAMILY House of glass
THE GRASSROOTS House of stone
MYSTIC ASTROLOGIC CRISTAL BAND Krystalize
THE ENCHANTED FOREST The word is love
THE BEAU BRUMMELS The painter of women
SUMMERHILL Follow us
THE PEPPERMINT RAINBOW I’ll be there
THE ANSWER I’ll be in
NGC Goin’ home
JAIM Your loving voice
MORTIMER Mortimer’s theme
GALE GARNETT’S GENTLE REIGN You could have been anymore

MICHAELANGELO This bird (has flown)

Anuncios

PLAYLIST. The Changing scene. Psyche Sunshine and beyond (III)

 

INTRO Viaje a traves del sonido
SNOW Caterpillar
THE SMOKE Gold is the color of thoughts
HARUMI Talk about it
THE GROWING CONCERN Mister, you’re a better man than i
KALEIDOSCOPE The murder of Lewis Tollani
ELMER GANTRY’S VELVET OPERA What’s the point of leaving
PALOMA MENSAJERA Psychiatrist
COLOURS Cataleptic
ECLECTION Morning of yesterday
YANKEE DOLLAR Live and let die
YAYS AND NAYS If
THE OPEN MIND My mind cries
MC SQUARED S.S.T.
CHAMAELEON CHURCH Camilla is changing
FORD IMAGINARY’S INFERNO Find someone
EQUIPE 84 Alti nel cielo (I need something groovy)
THE GENTLE SOUL See my love
EDWARDS HAND Friday hill
THE CLIQUE Hallelujah
EMILY Confession
BILLY NICHOLS Daytime (Coda and symphony)

PLAYLIST. A walk in the sunshine. Psyche sunshine and beyond (II)

 

 

INTRO In and out
DAVE PAYNE AND THE MEDIUM WAVE  A walk in the sunshine
THE FOX Mr. Hyde
TIN TIN She said ride
ANDWELLA’S DREAM List a number, found a king
ALAN SHELDON Mirror of my mind
THE SOUND AROUND What does she do
ALZO AND UDINE Want your love
PETER AND THE WOLVES Woman of my mind
STEVE RYDER Remember me
TANDYN ALMER About what love is
MARK ERIC Don’t cry over me
SVENSK Dream magazine
THE IN BETWEENS That was just her thing
TEDDY NEELY FIVE New in town
THE SHANES I won’t untie you
MICHAEL FENNELLY Dancing dandelions
JAMME The old lady
CHRYSALIS Piece of sun

RAINBOW FFFOLLY Goodbye

 

PLAYLIST The Collector of beautiful things (Psyche Sunshine and beyond, pt.I)

 

INTRO Lullaby
THE AFFECTION COLLECTION The collector
THE SECOND HELPING Floating downstream on a flotable rubber raft
THE SOUNDS OF MODIFICATION Carry on Carole
THE MYSTIC ASTROLOGIC CRYSTAL BAND Only time (Let’s spend the night)
THE BYRDS Tribal gathering
THE SUNSHINE CO. Love, that’s were it is
CHRIS AND PETER ALLEN My silent symphony
TWICE AS MUCH Summer’s ending
GORDON ALEXANDER Windy wednesday
THE MONKEES Daily nightly
THE BURGUNDY STREET SINGERS The pleasure of her company
THE BUGALOOS The sense of our world
THE SMOKE Odissey
THE BLADES OF GRASS Tomorrow is my turn
THE STORYBOOK PEOPLE Do you believe
THE ASSOCIATION Come to me
THE NEW WAVE In a lonely town
ROGER NICHOLS SMALL CIRCLE OF FRIENDS Didn’t want to have to do it
THE BEACH BOYS Meant for you

FREE DESIGN Endless harmony 

 

JAIM "Prophecy fulfilled" (Ethereal sunset, 1969)

“Profecy fulfilled”  ha sido tenido como uno de los tesoros del Sunshine pop por los aficionados -entre los que me encuentro- desde hace más de dos décadas. Una especie de grial en aquellos años pre-internet donde regía el boca a boca, las lecturas anárquicas y precipitadas o los listados de discos transmitidos gracias a correos, ocultos en el interior de sobres que nos transmitían emociones, deseos y algún que otro conocimiento, puede que escaso pero bien digerido debido a la dificultad y la lentitud. Listas que nos conminaban a la felicidad y el desasosiego, incluso antes de haberlas recibido, al imaginar en ellas tesoros donde constaban los secretos a media voz y las sospechas del venidero placer. La profecía cumplida, el primer lp de los californianos Jaim, decía, ha sido y es una muestra evidente para quién suscribe de que los senderos musicales más agrestes pueden ser tan escarpados y salvajes como refinados y hermosos. Que dependerá de la manera de otear el paisaje y salvar los accidentes la finura o la zafiedad con la que nos comportemos, más incluso que los propósitos iniciales o los compromisos fruto del momento más arrebatado. 
 
Ciertos vestigios de Brian Wilson (la misma obsesión con el rigor melódico, con la búsqueda de una cierta precisión evocadora, habitualmente doliente) y un gancho melódico irresistible, extremadamente preciso para captar el instante de soledad de Curt Boettcher. El juego de los espejos, voluntariamente confuso, que se observa desde la panorámica de los sueños con que nos deleita el mejor pop, el más puro y también maleable; “Your lovin’ voice” y su piano à la Rachmáninov, medio minuto escaso hasta la entrada de unos vientos que parecen querer abrir un campo casi estroboscópico; “…Every mornin’ i rise just to hear your lovin’ voice…” . La batería galopando, los vientos infinitos. Más un estado del alma  que un arreglo, más un pálpito que una certeza. Las acústicas que mecen, la melodía intrincada y sugerente, como ver atardecer sentados en la playa mientras el sol abraza al mar… 
 
Merry-go-round pop. Optimista, sincero, desnudo. Ése que surge casi por ensalmo, de la mano de arreglos con una frondosidad casi concupiscente. La ingenuidad propia de cualquier hechizo sentimental. “Sparkle in her eyes” define, en el brevísimo instante que dura el glissando inicial, tanto el encantamiento y la seducción como la aceptación de la fugacidad del deseo, lo imposible del empeño en prolongar su permanencia. También su reverso ¿tenebroso?. El otro lado de la moneda… De nuevo en circulación, tendría que haber sido eterno. Desde que estoy sólo sé que he vuelto a la vida… La mismas acústicas, los mismos vientos procelosos. El estado de perplejidad y de libertad consustancial a la apertura, si no de hostilidades, si de la enésima guerra fría que precederá al armisticio. Un nuevo espíritu, las viejas sensaciones; No, el amor no nos resuelve la vida… pero, añado yo, nos ayuda a soportarla.
 
 
El barco herrumbroso de la vida que indefectiblemente nos llevará por el trayecto que conduce a lo inevitable. Y, una vez allí, permitan que uno, de natural optimista, prefiera pensar que navega en busca de un nuevo conjuro y no escapando del hastio motivado por la soledad no elegida. Cuentan sus profetas que Jaim fue un proyecto esquinado (acaso llegase a tirar las mil copias), pero eso ahora da igual. Piensen en los clásicos; en The Millenium, en Sagittarius. En los Merry go round de Emit Rhodes. En Roger Nichols y su Small circle of friends sin voces femeninas. Piensen, no, sueñen con Montreal, con Jan and Lorraine. Junto a todos esos milagros reposan, al menos en mi imaginario, Jerry Cronin y Martin Hall. Alumbrados por la misma vela que tenuemente les ilumina en la portada mientras imaginan, inventan, la vida que algunos a duras penas soñamos.
 

…Hace un tiempo, cuando yo no era otra cosa que tropiezos y batacazos, sueños convertidos en polvo…