TEMPLES "Shelter song/Prism" (Heavenly, 2012)

 

¿Neo psicodelía? Lo siento pero no, no la veo por ningún lado ¿Paisley underground? Sí, allá en el fondo, camuflado entre oropeles. ¿Hype? Muy probablemente, pero éso no tiene por qué ser peyorativo. Los hay que sobreviven a esa lacra, incluso a veces sin merecerlo y otros que no pasan de ahí. No, no diré nombres. También los hay, de entre estos últimos, que al menos nos dejan una canción con todas las letras. Rotunda y pegadiza, aquello sobre lo que la música popular debe tratar. Tampoco busca uno mucho más.
 
 “Shelter song” acaso sea el hype del momento. Un single de ahora, nuevo, que hace tres meses costaba cinco libras y que hoy multiplica su precio por quince. Últimamente sucede con asiduidad. Cosas de las modas, las tiradas escasas, el peaje de los tiempos en que vivimos, ya saben, oferta y demanda, especulación, esas zarandajas. Pero “Shelter song” es también una GRAN canción. Hay quién apela a los grandes profetas aunque uno les tiene demasiado respeto y devoción como para invocar su nombre en vano; que si Beatles, que si Byrds, que si los Monkees del “Head”… no quisiera ser blasfemo y me quedaré con algo más modesto; Con los Duques de la estratosfera por ejemplo, los más poppies, los de “Vanishing girl” por decir algo. Pero sobre todo lo haré con unos críos de veinte años que dedican su tiempo y su talento en mostrarnos su visión del pop en unos tiempos en absoluto pop. Que lo vistan de ropajes vintage es también, sí, el signo de los tiempos.
Por cierto, ¿Por qué será que cada vez que la escucho me acuerdo de Lee Mavers?