Thomas and Richard Frost. "Visualize" (Rev-ola, 2002)

 
 

No suelen -lo deben saber ya a poco que hayan pasado por aquí- circular cds en el estudiodelsonidoesnob. No, no voy a hacer ninguna diatriba en contra del formato. Ni mucho menos a favor. Si son habituales creo que sobrán las explicaciones. En cualquier caso me permitirán -cuento con su amabilidad y paciencia- que haga una excepción y les hable de “Visualize”, el primer -e inédito- disco de Thomas and Richard Frost, dos hermanos de California. La única edición que se conoce solamente existe en formato digital y es la editada por el fantástico sello británico Rev-Ola hace ya diez años.   

 
Obviamente hago trampa. Ese disco, degraciadamente, nunca llegaría a ver la luz, ya que fue grabado para Imperial y el fracaso del sencillo “Hello stranger”, junto con la debacle del sello, tuvo como consecuencia la cancelación de su publicación. Liberty/United Artists, la casa matriz, tomó la decisión de dejar en el limbo todo disco al que no le vislumbrasen recorrido comercial y, por lo tanto, muchos  de los proyectos en marcha (“Home and away” on my mind) , incluso ya terminados como “Visualize”, quedaron aparcados en un cajón para siempre… Únicamente verían la luz unos cuantos sencillos (tres en Imperial y un último en Liberty) de más o menos fácil acceso a día de hoy y que les recomiendo encarecidamente; “She’s got love”/”The word is love”, “Gotta find a new place to stay”/”With me my love”, “Hello stranger”/”Fairy tale affair” y “Where did yesterday go?”/”Open up your heart”.
 
Es “Visualize” un disco soberbio,  magnífico de verdad, tanto es su labor de orfebres aplicados como en la del talento melódico que atesora. Un disco mágico como lo pueden ser -como lo son- dentro del negociado de pop(sike) orquestal los discos de Mark Eric, Spring, Sagittarius, Bergen White, Montage y un puñado más que casi todos los que nos dejamos caer por aquí conocemos o aspiramos a hacerlo. Un meteorito de perfección pop pluscoamperfecta, con esquirlas en ambos lados del atlántico. Lo mamado por genética y lo aprehendido por artística naturaleza. Ambas cosas sujetadas con enorme provecho, doy fe. Un disco frágil pero orgulloso, cálido y doliente. Elegante, hermoso, de desarmante ternura a la par que arrojo fiero. Un álbum surcado por melodías inolvidables, de una sencillez aparentemente menor, adornado por unos lujuriosos arreglos (de cuerda, de vientos, de metales) con un tino certero y de reposada maceración. Y aunque continuarían su carrera, ya en terrenos más pop folk, en el sello UNI (con el notable “Thomas and Richard Frost”), es “Visualize” todo lo anteriormente dicho pero, sobre todo, el reflejo de una época que ya nunca volverá. Un tiempo en el que ficción, deseo y realidad se daban la mano en contadas ocasiones y que cuando lo hacía lograba el milagro: media hora de extática, inatenta y extraña felicidad. 
 
No voy a contarles más. Mucho mejor mi (floja) traducción de las fantásticas notas de la carpeta (a cargo de Alex Palao y del mismo Richard Frost) para que se hagan una somera idea. Apelando de nuevo a su elegancia doy por hecho que disculparán mi más que corriente conocimiento del inglés. Por supuesto, faltaría más, los audios correspondientes.
 Abróchense los cinturones.

“Visualize”, el disco nunca publicado de Thomas and Richard Frost y sus correspondientes -y estos sí editados- singles (“She’s got love/The word is love”, “Gotta find a new place to stay/With me my love”  y Hello Stranger/Fairy tale affair” para Imperial y “Open up your heart/Where did yesterday go?” para Liberty) es una reluciente y reconfortante gema del tardo pop de los sesenta, aunque el proyecto fuese únicamente un capítulo más de la remarcable carrera de estos dos hermanos originarios de San Mateo, en la península de San Francisco. Rich y Tom Martin habían tocado juntos desde el principio de la década con la inevitable letanía de intentar reproducir todas la variaciones del rock and roll de raices americanas de los sesenta: surf instrumental y rock and roll grasiento en los Impressions, tintineante folk rock con los Newcastle five, garage rock teñido de fuzz con The Art Collection. Finalmente -aunque no necesariamente lo último- el centelleante sonido mod del trío Powder, cuyo Lp, grabado mientras el grupo estaba en Los Ángeles como banda de acompañamiento de Sonny and Cher, permanece desgraciadamente inédito pese a que fuese el auténtico precursor de esta verdadera obra maestra que es “Visualized”.

 
 Tras la debacle de Powder, los hermanos Martin vuelven al norte de California a lamerse las heridas y grabar matarial un tanto más introspectivo. Aunque estan enamorados de artistas como Donovan o Simon and Garfunkel, su naturaleza -más inclinada a lo anglófilo- y su sensiblidad pop prefiere dirigirse hacia composiciones como “Bluey blues blue” (más tarde vuelta a grabar y titulada “Where did yesterday go?”), “Would you laugh” o “She’s got love”. Fue esta última la que llegó a oidos del editor John Antoon, quién inmediatamente les ficha para su editorial Tons of fun, asumiendo también labores de manager y consiguiendo que el dúo firme por Imperial con el nom-de-guerre de Thomas and Richard Frost.
 
 Como single, el pegadizo “She’s got love” tiene un muy relativo y discreto éxito llegando solo a la parte baja de las listas del Billboard a finales de 1969. En cambio obtiene muchas emisiones en las radios regionales del país consiguiendo finalmente que los hermanos puedad inicar una gira. De vuelta a Los Angeles Rich y Tom se situan en medio de la escena con sus amigos Rodney Bingenheimer y Frank Zinn, disfrutando de sus quince minutos de fama. Hay grandes planes para ellos -la edición de un álbum entero con una gran orquesta detrás- pero todo se esfuma en cuanto los siguientes sencillos se estancan y la casa madre Liberty/United Artists decide dejar caer Imperial, su sello. En 1971 Rich y Tom firman un nuevo contrato con UNI y finalmente publican un Lp, de título homónimo y más orientado al folk, el año siguiente.
 
 En las entrevistas que los hermanos Martin hacen como promoción de su disco en UNI menosprecian el lado bubblegum de su periodo Imperial, pero la obra de arte indisimulable que es “Visualize” ha permanecido refulgente, testigo de la época e incluso suena mejor a día de hoy de lo que lo hizo antaño. Está imbuido del espíritu de su tiempo que flotaba en Los Angeles y de los últimos estertores de la edad de la inocencia pop. Además muestra el corazón de los hermanos Martin, con su anglófila sensibilidad, menos derivativa que notablemente refrescante, con arregos soberbiamente grabados, que cualquier fan del pop de los sesenta tardío no puede sino apreciar. Escuchar canciones como “Open up your heart”, “Where did yesterday go?” o “Hello stranger” recuerda cuantas joyas de pop comercial se sucedían en los albores de los setenta. Sencillo, divertido y memorable. Tony Macauley estaría orgulloso.
 

Alec Palao.

 

 

“She got love” 
Fue nuestro único éxito. Cuando digo éxito quiero decir éxito, entrar en las listas nacionales. Creo que llegó a alcanzar el #80 en la lista del Billboard. En realidad nunca alcanzamos nada cercano al top 10. Sin embargo tuvimos la suficiente difusión como para vivir experiencias excitantes. “She’s got love” era nuestra maqueta para la prueba de audición para Imperial records. En ella Skip Battin toca el bajo, Mars Bonfire la guitarra, Allen Breneman la batería y alguien más que ahora no puedo recordar el Hammond B3. Nos soprendió un tanto que tras firmar, nuestro productor, Ted Glasser, eligiese la demo como master y simplemente la dulcificase, añadiéndole un montón de cuerdas y vientos. La inferior calidad de las versiones originales, especialmente el zumbido del final, hizo que muchos singles pareciesen salidos del brazo del plato hacia una órbita.

 “She’s got love” habla de una modelo que vimos en una revista para chicas. Tampoco es que estuviésemos muy interesado en esas publicaciones, pero una tarde de verano, paseando por Sunset con Frank Zinn y el fotógrafo que haría las fotos para “Visualize” nos quedamos asombrados al ver a la misma modelo haciendo auto-stop. Yo fui el afortunado, íbamos en el Fiat 850 de Frank e iba detrás sólo. Hasta que llegamos a nuestro destino intenté entablar conversación pero ella no dijo una sóla palabra excepto “Gracias” cuando la dejamos. Por culpa de la frase inicial “And she won’t give it out to no one”  el disco fue censurado en algunas emisoras de radio.

Where did yesterday go?

Fue la primera canción que hicimos en la incial sesión dulcificadora. También era la primera vez que escuchabamos nuestras canciones, compuestas con una guitarra acústica, arregladas a lo grande. Estabamos excitados, por decir algo. Siempre he pensado que las sesiones de “Visualize” fueron únicas, ya que combinaron nuestro estilo de composición con el de la producción de Ted Glasser, y mezclando ambos mundos dimos con algo diferente.
 Recuerdo estar sentado en la mesa de control y en un breve receso escuchar las conversaciones de los miembros de la orquesta de viento por un lado y a los de cuerda por el otro. Tom y yo hubiesemos preferido silenciar a las cuerdas y poner el micro solo en los vientos. Los violinistas y los violonchelistas deberían ser exclusivamente para óperas y sinfonías. Además la sección de cuerda estaban habitualmente fumando, hablando sobre sexo y pensiones alimenticias. Nunca oi que ambas secciones charlasen entre ellas, simplemente se ignoraban unos a otros. Era curioso.

December rain, april daughter

Este fue una floja tentativa de acercarme al Beegee-donovanismo (por Bee Gees y Donovan). Tras un par de intentos fui muy consciente de caer en ese efecto vibrato. Pero todos me insistían, así que aquí está. ¡Ouch!
Woodstock
La única cosa que puedo decir que redima un tanto a esta canción  es que la escribimos antes de escuchar y conocer las canciones de Joni Mitchell y CSNY tituladas igual. Estoy seguro de que si hubiésemos oído la versión de Joni Mitchell primero jamás habríamos escrito una canción llamada “Woodstock”. En esta sesión Mars Bonfire toca la guitarra slide.

Gotta find a new place to stay

Siempre nos referimos a esta canción como “The High and the Mighty” (se refiere a una  película de William Wellman, en España  conocida como “Escrito en el cielo). Los arreglos de cuerda me recuerdan a la canción que John Wayne silbaba al final de la película. Me acuerdo de estar tocando esta canción en el Real Don Steele dance show y darme cuenta de que era una canción dificilísima de bailar. Tanto como de intentar cantarla. Los chicos tenían verdaderos problemas para sincronizar los labios. Pensé de inmediato que haber elegido esta canción para tocarla en un show de baile no había sido una de nuestras mejores decisiones. La última estrofa en la canción dice “This world is only meant for a sucker” (Este mundo solo tiene sentido para un mamón). Una chica que aparentaba tener no más de quince años se quedó mirándome con una expresión perpleja que parecía decir; “¿Qué demonios estás cantando?. Yo comenzaba a preguntármelo también.

 

With my love
Siempre me ha encantado esta canción. Fue nuestro segundo sencillo publicado, tras “She’s got love”. Recuerdo que comenzó siendo una escueta estrofa y tener que acabarla en la sala de control durante un descanso. Dimos con la tercera estrofa “Winter is here” y después añadimos las campanillas para darle un aire invernal. El disco no funcionó.

 

Where are we?

 
Otra canción con evidentes influencias de Paul Simon. “Where  are we?” era una canción que Tom y yo podíamos interpretar perfectamente en concierto, es claramente acústica. Tuvimos algunos problemas reproduciendo muchas de nuestras canciones en directo porque no viajabamos con una orquesta de treinta músicos. Obviamente eramos tan sólo guitarra acústica y voces. Pero tocamos en el Troubadour de Los Angeles con una banda de cinco músicos e hicimos un gran trabajo. También actuamos en St. Louis en en evento de la convención anual de Danny Thomas, en el Kiel auditorium. The Bob Kuban band (el de “The cheater”) nos hizo de banda. Sin cuerdas pero con muchos metales. La noche anterior lo habíamos hecho en el Rainy Daze club. Engatusamos a todos los críos para que viniesen a vernos al Show del Kiel diciéndoles que llevábamos una gran banda detrás. Sin embargo, eso fue todo lo que nuestro manager nos consiguió cuando aceptamos la actuación. “She’s got love” llegó al número 4 en St. Louis.
Algunos de los artistas con los que compartimos escenario fueron Grand Funk Railroad, The Clique, Bobby Goldsboro, Neil Diamond, Donna Reese, Tony Randell, George Clinton and the Parlamient Funkadelics, The Stone Poneys, Loretta Lyn, Conwat Twitty, Rick Nelson y Roger Williams. Tuvimos también actuaciones en televisión para American Bandstand, The Della Reese show, The real Don Steele show, Boss city o el John Byner Comedy hour, todas en Hollywood. En Cleveland actuamos en Up beat y también en el Show de Johnny Bawana en San Francisco.

 

Come clap your hands
A Tom y a mi no nos gusta mucho, en cambio era una de las favoritas de nuestro manager, John Antoon. Tom siempre pensó que los cimbales de madera sonaban como las manos de Pinocho. escuchándola hoy pienso que podría haber sido un top 40 de haber sido single. La canción no tiene otro significado que el ser una melodía bubblegum.
 Algunos de los músicos que tocaron en el Lp “Visualize” fueron; Luoie Shelton y Mars Bonfire a las guitarras; Joe Osborne y Skip Battin al bajo; Dr. John y Larry Knetchel al piano; Hal Blaine y Allen Breneman a la batería, Gene Estes a la percusión. A lo largo de nuestra carrera también hemos trabajado con Ronnie Tutt, Jim Gordon y Earl Palmer (Batería), Michael O’Martian (Piano), Berney Kessel, David T. Walker y Ben Benay (guitarras); Jim Horn (Saxo), Jay Migliori (Flauta); Doug Feiger, Tony Slaes y Max Bennett (bajos), Red Rhodes (pedal steel) y The Blossoms. EStoy seguro que hubieron más pero no puedo acordarme de todos. Eran los viejos buenos tiempos, el reinado de los músicos de estudio en Hollywood. Nunca nada sera igual.

 

 

Clap your hands

Originariamente, un solitario arreglo con un riff de guitarra para una intro. Durante uno de los ensayos, Mars comenzó las armonías en lo más alto de mi tono. Nos gustó como sonaba y decidimos seguir con ello. Yo tocaba una Gibson Barney Kessel.

 

The word is love
 
La grabamos en las mismas sesiones de “She’s got love”. De hecho iba a ser la cara A de dicho sencillo, nuestro debut. Sin embargo no paso mucho tiempo hasta que cambiamos el orden de las caras. Para las sesiones de “Visualize” utilizamos una orquesta de treinta miembros (Arreglada y dirigida por Al Capps). Tom y yo hicimos muy poco mezclando las melodías. La mayoría de las partes vocales las grabamos cantando juntos, cacnción a canción con un gran micro Neumann. Prácticamente era en directo. Yo toqué la guitarra acústica en todas las canciones. Usaba una Martin D35S o una Gibson Dove. Tom había usado muchísimo la Gibson durante nuestra etapa de banda de apoyo de Sonny and Cher. Todavía conservo esa guitarra.
 Our way home

La más influenciada por Paul Simon de todas nuestras canciones. No tengo mucho que decir sobre ella. Conducimos tantas veces entre el norte de California y Los Angeles que comenzó a parecernos un viaje sin fin. No existe una sola pulgada de la autopista 101 que no conozcamos.

If i can’t be your lover
La escribió nuestro productor Ted Glasser y el cantante Vic Dana. Fuimos aconsejados por nuestro manager, John Antoon, de que teníamos que incluirla en el disco como un favor. Esa era, después de todo, la manera de Hollywood. No recuerdo quién fue el que llegó con la idea de una canción de película, con la cual abrir y cerrar el Lp, pero en algún lugar del camino contratamos al Dj de la KHJ Don Steele como narrador. Nuestro manager, por supuesto, tenía un motivo ulterior; Que el disco sonase en la KHJ. La irrupción de Don Steele al final de la canción decía aquello de “Has de estar ahí”. Como tenia que leer un guión se subió los calcetines hasta las rodillas, se tomó unos pelotazos de güisqui y se subió los pantalones tan alto como pudo. Parecía Lucille Ball haciendo el sketch de Vita-Veta Vegamin, sólo que esta vez era de verdad. Todo el mundo se partió de risa hasta llorar. Fue una sesión extenuante.

 

Hello stranger
Cuando nuestro segundo single fracasó, Tom y yo decidimos escribir una canción similar a “She’s got love”, así que escribimos esta. Ni nos dimos cuenta de que Barbara Lewis había tenido un gran hit con una canción del mismo título. Se la tocamos a Dennis Laventhal de Dunhill records y fue quién nos lo dijo. Esta fue la primera sesión en la que tuvimos a Hal Blaine a la batería. Pienso que este single refulge sobre todo por la excitación y el carisma del que Hal supo dotarla. Era un tipo osado, que tomaba al toro por los cuernos, sin ningún temor. Transmitía experiencia y profesionalidad más que ningún otro músico de estudio que conocí. Y su entusiasmo era contagioso, me di cuenta de que lo transmitía a sus colegas, especialmente al bajista Joe Osborne. Hal fue el que nos enseño los break y riffs de batería. Rehizo los arreglos de Al Capps. El fracaso de “Hello stranger” en alcanzar las listas hizo que Imperial postpusiera y finalmente cancelase la edición de “Visualize”. Siempre tendre recuerdos maravillosos de mi colaboración con Hal.

Fairy tale affair

Tom y yo escribimos esta canción porque estabamos, en aquella época, muy obsesionados con Tony Macauley. Especialmente con “Everlasting love” de The Love Affair. También éramos grandes fans de los Hollies. Me parece que las influencias de ambos son obvias. El título se inspiro en “In our fairytale”, una cancion de The Herd. Siempre fui de la opinión de que el tempo se nos iba un tanto con lo que solíamos hacer, pero sólo puedo culparme a mi mismo porque yo fui el que hizo la cuenta atrás y tocó la linea inicial de guitarra. Usaba una Telecaster pero no recuerdo ahora que amplificador. “Fairy tale affair” se grabó en la misma sesión que “Hello stranger”.
 

Open up your heart

Esta fue la tercera de las tres canciones que hicimos para Liberty/UA y que Tom y yo no escribimos. Fue nuestro último single para ellos y la mejor interpretación vocal de Tom de lejos. Gene Page la arregló. Tuvimos una reunión con el A&R Billy Roberts en la oficinas de Liberty records entre Hollywood street y Sunset Boulevard. Nuestra intención era convencerle de que nos dejaran libres. Por la época, Liberty/UA estaban deshaciéndose de los contratos de Imperial y, una vez en este punto, todos los discos de Thomas and Richard Frost se habían publicado allí. Con su abandono de Imperial, Liberty/UA estaban restructurándose y reduciendo su catálogo de artistas. Antes de aceptar nuestra oferta para que nos dejasen libres Billy nos dijo si estaríamos interesados en un último intento. Nos pidió que escuchásemos un acetato que acababa de recibir desde Inglaterra. Nada más escucharla teniamos claro que era una canción magnífica, con hechuras de hit. Así que dijimos que sí a grabar con Liberty. La otra cara era “Where did yesterday go?”, una outtake de “Visualize”. Nos molestó mucho saber que, debido a los cambios en la compañía, el disco iba a ser cancelado. Eso cerró para siempre nuestra relación con Liberty/UA. Éramos libres de firmar un nuevo contrato con UNI.

 

Everyday judy

sta es otra de las canciones que Tom y yo no escribimos. Estaba sólo embastada porque no conectábamos con ella. Su melodía y fraseo no eran naturales para ninguno de los dos. La parte vocal no es la definitiva porque nunca la hubo, es de uno de los ensayos. Recuerdo intentar hincarle el diente unas cuantas veces mientras era el turno de Tom. Mi parte vocal fue la última antes de decidir mandarla a los baúles.