DAVE PIKE SET The MPS years

THE MPS YEARS

Cuando Dave Pike aterriza en Europa a finales de los años 60 el jazz es prácticamente ya un cadaver en los Estados Unidos. Pike un virtuoso del vibráfono y de la Marimba (o Xilofón, como prefieran) lleva ya década y media de sólida trayectoria musical, bien como músico acompañante de Paul Bley, Kenny Clarke, Herbie Mann o Bill Evans, bien compatibilizándolo con un puñado de discos irregulares que oscilan del jazz clásico a la Bossanava pasando por la Latin Music y ciertas aproximaciones a la experimentación sonora o la música concreta.

Antes de sus fastuosos años aquí reseñados en el sello alemán MPS , dejará grabado en los USA, en el sello Vortex (subsidiaria de Atlantic) algo parecido a la puerta de entrada a ese nuevo territorio, un irregular prefacio que lleva por nombre The Doors of Perception y hará escala en Holanda con el, éste sí, alucinante Get The Feelin’ (Relax, 1968) donde acompañado por la Rob Franken Organization, algo así como el Brian Auger holandés, sienta las bases de su nuevo territorio.

Ese mismo año firma con el sello alemán MPS, gracias a coincidir con el gran Volker Kriegel, enorme guitarrista de formación autodidacta quien a la vez es el hombre del Sitar en la RFA: suyo es ese Tour de Force que tan imponente suena y que lleva por nombre Sitar Beat de Klaus Doldinger, de quien ha sido instrumentista estrella. Junto a él recluta a dos amigos de Kriegel, el bajista austriaco Johannes Anton Rettenbacher y al baterista de Darstadt Peter Baumeister, otros dos jóvenes portentos en sus instrumentos con firme trayectoria como músicos de estudio. Con el elenco definitivamente decidido deciden tomar por nombre The Dave Pike Set.

Registrarán seis Lps en cuatro años y aunque uno sea en directo (Live at Philarmonie) y otro un grandes éxitos (Masterpieces) un par de los cuatro restantes son, a mi juicio, dos obras maestras: Noisy silence, Gentle Noise (1969) e Infra Red (1970) y un tercero, Four Reasons, roza el notable. Discos todos ellos que van, con clarividente elegancia e ingeniosa construcción, del Funk Groove al Free Jazz. Crean, a partir de una imaginativa paleta musical de inigualable ingenio una identidad musical única, sustentada ésta en la cartesiana batería de Baumeister, un beat en sí misma, más la pulsión metronómica del bajo de Rattenbacher y el vuelo de la guitarra sofisticada y precisa de Kriegel añadiendo a ello sus veleidades Sitaresque: la famosísima Mathar será el ejemplo más evidente. Junto a todo este exacto armatoste, dibujando los detalles, el vibráfono y el xilofón de Pike redefiniendo un nuevo concepto del Groove.

Y todo ésto, tan mal explicado, es lo que he recopilado en esta playlist titulada The Dave Pike Set: The MPS Years (Cierto, tienen razón, ya desde el título hago trampas, pues van incluidas varias de Got The Feelin’ su breve aventura holandesa: Soul Jazz, Psicodelia, ramalazos de Free progresivo, Avant Garde y toneladas de Groove, todo cabe en en estos estupendos discos y en su formidable idiosincrasia.