VACACIONES Spanish Bossa

Spanish Bossa cover

 

 

Diapositiva1

 

 

Verano. Agosto. Vacaciones. Asueto reparador, inocente -o no- molicie. Tiempo perdido, el mejor tiempo de todos, el mejor gastado. Y como banda sonora de ese instante dos destartalados volúmenes de Bossa a la española. Con alguna pequeña trampa, les concedo, pero siempre intentando ceñirme a la lengua del imperio. Nada especialmente raro, aunque sí, permítanme señalarlo, insólito. Veamos…

 Alfonso Santisteban por partida doble. Cantando, mal, pero al menos cariñosamente, en su disco “Bossa’68” para Marfer y con su Nueva Banda (Iturralde, Pepe Sanchez, Martín Carretero… casi ná) mezclando bossa, spaghetti western y rumba en “Brincadeira”. Diversas orquestas, a cual más reparadora: José Solá y su bossa Lujonesca en “Bahía de Palma”, Augusto Algueró rememorando tiempos que ya nunca serán con “Amor en un Yate” (de cuando estos eran aspiración y elegancia y no constatación de la garrulez más derrochadora, del gañanismo más irritante) o Fernando Orteu y sus delicias instrumentales… Más. Agustín Pereyra avant-Candeias con dos delicatessen –“Niña no divagues” y “Tema Martin”- de evocador recuerdo e inolvidable scat cortesía de Helena Uriburu. Orquestas ambulantesConjunto Nueva Onda, Grupo Elipse, Nelo Costa, Alcy Agüero– refinándose con un tres piezas con pajarita.

 Sigo. Cantantes femeninas tocando el cielo. Paula y su formidable, enorme “Mi habitación”, con sicalíptica letra, atiendan, atiendan. La catalana Gloria haciendo a Morricone con clase y elegancia. Una jovencita Mónica combinando -y saliendo airosa del brete-  Bossa con Space Music gracias a la pluma de Adolfo Waitzman. Lita Torello navegando en la Tristeza, Sabrina y su adictiva “No hagas caso” o la valenciano-cubana Gina Baró haciendo suya con garbo y torería  “Samba de una nota so”. También, conviene apreciarlo en su justa medida, variado surtido colonial con Elsa Baeza (belleza inolvidable de muñeca de porcelana), con Maysa Matarazzo castellanizando “Reza”, con Aldemaro Romero y sus chicas en “De repente” o con Mara Lasso cantando un instrumental de Santisteban. E, incluso, francesas en castellano, bien producidas por Janko Nilovic como la sugerente Chiquita y su “Quiero alunizar junto a ti” o Nena Catherine pareja de Tony Sánchez de Los Bravos, con esa delicia que atiende por “Trepa que te trepa”.

¿Y los caballeros?. Los caballeros hacían lo que les dejaban. Siendo sinceros, de todo, sin vergüenza ninguna. Tanto si hablamos de primeros espadas como Bruno Lomas y  su “Nuestro momento”, de Raphael con “El Golfo” o de Manolo Otero basileñizando a Serrat , como de secundarios de lujo. Secundarios que tirarán de clásicos sin complejos: Joaquín Romero con “La Chica de Ipanema”, Antonio Prieto y “Chove Chuva” o Luis Gardey y esa frusleria titulada “Rendevú”.

 También hay lugar para episodios de extravagante grandeza: Jimmy Neville -hijo de Don Edgar– aliado con Jaime Pérez, poniendo letra a su “Stress” (originalmente, como seguro sabrán, pieza instrumental para la película de Carlos Saura) y sumándole una segunda muesca, la arrebatadora “Tu mundo y el mío” o Antonio González “El pescaílla” reinventando -literalmente- a la chica de Ipanema.

¿Y los grupos juveniles? dirán ustedes -bueno, no tan juveniles, de hecho algunos parecían, eran, señores mayores- ¿Cómo les fue éso llamado Bossanova?. Pues tan bien -o tan mal- como con otros estilos. En estos dos volúmenes incluyo episodios a cargo de Los Unísonos, Los Millonarios, Los Rocking Boys (formidable su revisión del “Llevame a la Luna”, etérea, ligera, acogedora), ¡¡Nuestro pequeño mundo!!, Tinglado 13, Los Tricolores, ¡¡Los 3 de Castilla!!, Latin Combo, Sammy y los Leivas… todos ellos aparecen en este doble desatino.

Descuiden, ya no les canso más. Podría haberlo hecho, en vez de doblemente, por triplicado o cuadruplicado. Ahora mismo me saldrían dos volúmenes más. Pero no teman, mi crueldad tiene un límite. Dejémoslo así y ya veremos más adelante.

 Buen verano a todos.

ELEFANTES ROSAS Una biografía (Ediciones Polares, 2015)

 

En esta bitácora se ha hablado largo y tendido de Serge Gainsbourg. Otra cosa será que lo haya sido apropiadamente, con la perspectiva adecuada y en su justa mesura. No es tarea mía el juzgarlo, quedaría feo.

 Se cumplen, me dicen, veinticinco años de la muerte de Serge Gainsbourg y caigo ahora justo en tan magna efeméride. Soy así de despistado. La verdad es que uno piensa que el aniversario de una muerte no debería de ser, en todo caso, nada más que la celebración de una obra. Y si ésta se ha leído, visto o -en el caso que nos atañe- escuchado detenidamente, mucho mejor. De cualquier forma, si sirve para poner en valor la obra del finado, aunque sea a posteriori, lo doy por bueno. Siempre se está a tiempo de llegar si se quiere realmente.

Dejemos para los especialistas la inmersión en los recovecos de su vida, en el relato de las incoherencias inherentes a la condición humana y las referencias a las bajezas que todos, en mayor o menor medida, cometemos. Y éso si hay suerte. Si aceptan un humilde consejo, huyan tanto del amarillismo y la celebración de la boutade con la que a menudo se cubre el expediente, disminuyendo sus logros, como de la hagiografía acrítica mediante la cual se llega al mismo sitio. A ningún lugar. Desde luego, hay gente para todo.

 Uno, desde hace una docena larga de años, no ha dejado de recomendar a quién ha tenido a bien escucharme la lectura del libro definitivo, aquel en el que todo se halla. Me estoy refiriendo a “Gainsbourg” (Albin Simone, 2000) de Gilles Verlant. Una obra faraónica, didáctica y amena, que celebra el puñado de hallazgos y cimas musicales con las que Gainsbourg nos regaló, pero que no se escabulle hurtándonos su descenso a los infiernos. El problema es que no se tradujo jamás al castellano y, ya se sabe, al estar al otro lado del mundo y ser el francés una lengua tan lejana, de él nunca se supo. Paradójicamente si lo fueron otros libritos, menores en el mejor de los casos, por lo general de origen anglosajón, que aquí se celebraron (brevemente, estamos hablando de lectura, esa pérdida de tiempo imperdonable) y se tomaron por poco menos que definitivos.

 Pero basta de pensamientos en voz alta, basta de reproches que no llevan a ningún sitio. Da igual todo lo comentado hasta ahora, olvídense, se lo ruego. Ya no tienen excusa. Hace unas semanas el donostiarra Felipe Cabrerizo tuvo la enorme gentileza de enviarme una copia de “Elefantes blancos” (Ediciones Polares, 2015). Lo leí en un fin de semana, resultaba casi imposible dejarlo aparcado, provocaba adicción. Una obra perfectamente documentada, mejor escrita si cabe y que, a cada página que leía, regalaba conocimiento y comprensión, mirada curiosa y buen juicio. Casi cuatrocientas páginas (además de una bibliografía seleccionada y la discografía del autor) donde sumergirse y disfrutar, donde aprender y aprehender. Un libro con todas las virtudes y ninguno de los defectos. No sé por qué tardan en hacerse con un ejemplar…

“…La fama me destruyó. Destruyó mi alma, mi conciencia y mi subconsciente. Éste es un oficio extremadamente cruel porque hay que liberar el alma. Si no lo haces, eres un hipócrita y no llegarás lejos. Y la sinceridad tiene un precio muy, muy alto…”

 

Un viaje sonoro a través del placer (Sexopolis, Sexorama, Sexologie, Sexophilia & Sexsation)

 

Bacanal sicalíptica. Un viaje sonoro a través del placer. Cinco capítulos (Sexopolis, Sexologie, Sexophilia, Sexorama, Sexsation) de grooves lascivos alrededor del sonido con Euro Exploitos, Spanish B divas, Cosmic disco, Munich sound, Sex Library, French lolitissimo, German sex grooves, Japanese bizarre,  Italian soft porns and beyond…

 

Jean Pierre Mireuze, Rolf Kühn, Ant Sue, Orchester Werner Müller, Kenssuke Shina, GianFranco Plenizio, De Giafferi, The Primeval Rhythm of Life, Bill Lawrence, The Background Studio Groupies, Karl Heinz Schäffer, Serge Gainsbourg & Jane Birkin, Nick Wilson, Philippe Nicaud, GianPiero Reveribieri, Annie Germain, Franco Micalizzi, Lara Saint Paul, Franco Campanino, Oliver Despaix, Rita, Nathaniel Merryweather, Herve Roy, Peter Thomas, Armando Trovajoli, Gianni Marchetti, Steffi Vijnak, Staff’s Carpenborg, Danyel Gerard, Gerhard Heinz, Brigitte et Lummi, Backgammon, Magic Carpet, Sirarcusa, Orchestra King Zerand, Nico Fidenco, Piero Umiliani, Rolf Wilheim, Fantastic Plastic Machine, Patchwork, Atomic Circus, Max Berlin, George Garvarentz, La Orquesta de Adolfo Waitzman, Love TKO, Albert Peter, Alan Hawkshaw, Jack Hendrix, Gregorio García Segura, Sara Montiel, Saga, Jane Birkin, Pepe Llobell’s Enterprise, Chari Chari, Tony Valor Orchestra, Albatross, Alberto Baldan Bembo, Susana Estrada, Amanda Lear, Lola Martinez, Charo Baeza, Manuel Gas, Benitez, El Chiclés, Larry Black, Bruno Battisti D’Amario, Chloe et Poupougne, Key Hano, stefano Torissi, Bobby Trafalgar, Alex Puddu, Pop Concerto Orchestra, Patsy Gallant, Mike Rethford, The Peter Thomas Sex Orchester, Soul Vibrations, Gianni Oddio, Chakachas, Stefan Schwab, Nathalie et Christine, Bernard Pretty Purdie, The Ladies, Afrikaanders…

MOMENTOS MUSICALES Molicie y esparcimiento

Momentos

 

 

Molicie y esparcimiento en el Estudiodelsonidoesnob. Alrededor de una hora en la que uno ejecuta chapuceramente otra de sus listas. Del Modern Soul reparador con Willie Hutch, The Reflections o Virginia Vee hasta la Bossa pop franco española de Chiquita o italiana (vía Tunez y Umiliani) de Zeudi Araya. Entre ambos extremos entrelazados episodios de baterístico groove a cargo de Tulio De Piscopo, el Al Rose Trio o los Spaghetti Head recreando a Cozy Cole. El clásico “Take Five” sublimado en un aquelarre de triple vertiente: Jazz latino de Tino Contreras, Impresionismo vocal por Carmen McRae o juguetón virtuosismo andante por el guitarrista Elek Bacsik.

El fastuoso Sonido Calandria y la trompeta loca del Conjunto EstiffSoul, de todo tipo; Místico (Rotary Connection y su visión de The Band),  Northern (Joe Simon), cinemático (Virginia Vee) y Free (Elaine del Mar). Alegrías (Elia y Elizabeth) y lágrimas (Scott Fagan). La banda de cámara de la RCA mexicana y su arrebatador “Tema de los adolescentes”, la elegancia y sutileza de Ike Quebec y su saxofón junto a experimentos en los aledaños de lo extravagante con la adictiva “Viva Tirado”, aquí por The Duke Of Burligton, y fragmentos de las voces (Heston, Leigh & Welles entre otros) de “Touch of evil”.

 

 

CERRADO POR VACACIONES…



 

 

Vacaciones, mudanza… new times coming at Villa Sicalíptica

NORO MORALES Saona
ALDEMARO ROMERO Y SU ONDA NUEVA El musiquito
ROBERTO MENESCAL Five four
JORGE BEN Take it easy brother Charlie
ASTRUD GILBERTO Take it easy brother Charlie
LOS ZAFIROS Bossa cubana
LOS ROCKING BOYS Llévame a la luna
TONY RENIS Perche, perche
STELVIO CIPRIANI Tintikitikitin
WILSON SIMONAL Nem vem que nao tem
SOLA Tabu, tabu
PABLO SUEÑA Tabú
RAY BARRETTO I wanna be a James Bond girl
EL CHICLES Babalú
ROBBY POITEVIN Bubba dub bossa
VIKI CARR Más que nada (Pow pow)
THE REMO FOUR Sing Hallelujah
THE SQUARE SET Ain’t what i want
THE FANTASTIC LAS VEGAS I wish you love
RENEE AND RENEE Tú dices que sí
PEGGY LEE Allright, Okay, you win
TINO CONTRERAS Bacango
DAVE DAVANI FOUR Jive Samba
PAUL MAURIAT Let the sunshine
ANNIE GERMAIN Il fait chaud

PLAYLIST ¡Abran paso!

 


Tracklist

ELKIN & NELSON Abran paso

PRETTY PURDIE Soul drums
THE NU SOUND EXPRESS Ain’t no good enough for you
THE BROTHERS Brother’s groove
AL SHARP Funky lover
DOC RAND I need a woman
REX GARVIN Believe it or not
DEE EDWARDS Why can’t there be love?
MONGO SANTAMARIA Cloud nine
JOHNNY PATE You can’t even walk in the park
THE DYNAMIC CORVETTES It’s a trap
JIMMY JAMES & THE VAGABONDS Hi Diddley dee dum dum
MARLENA SHAW Liberation conversation
WAYNE MCGHIE  Dirty funk
THE QUICK Bert’s apple crumble
THE MONCLAIRS Sore feet
THE BUNCH Don’t come back to me
JOE KENNEDY Funky time
CHAMPION JACK DUPREE Barrelhouse woman
MUDDY WATERS I’m a boy

QUIRBY. Banda Sonora Original

 

QUIRBY Banda Sonora original

JOSÉ LUIS BARCELONA Ven,ven (Bang, bang)
INCREDIBLE BONGO BAND In a gadda da vida
TONY ESCUDERO Kung fu fighting
TRIGAL Gol
ORQUESTA MARIO SELLÉS L.S.D.
LOS PEKENIKES Musical 2000
PEDRO Y ANA  Electric Prunes in the Marlboro fair
NINO BRAVO Volver a empezar
DUKE OF BURLINGTON Viva Tirado (Touch of evil mix)
MIKE KENNEDY Bring a little lovin’
JOHN RYDGREN Hippie version of the 23rd Psalm
YAMASUKI Yama yama
THE SAMURAIS Temple of gold
JOE KI und die PTGS Mao
THE HEADCOATES Comanche
PALITO ORTEGA Hola
LOS ROLLER Touch me
LOS WONDERFUL Busco un corazón
PEDRO GONZÁLEZ El Samurai
GRUPO UNO ¿Dónde está esa mujer que yo amé?

TARA Somebody

 Tras la cancelación sine die de “The Hateful eight”, película de la que ya estaba redactado el guión definitivo, hallándose de hecho en proceso de localización y pre-producción y que contaba ya con Michael Madsen y Bruce Dern como pareja protagonista, parece ser que Q.T. ha decidido retomar un antiguo proyecto. Durante mucho tiempo se ha hablado de una tercera parte de la saga “Kill Bill” y finalmente lo que se rodará a partir de este verano no será tal sino su precuela. 
 
  Titulado “Quirby”, el proyecto cuenta ya con un reparto prácticamente cerrado (Uma Thurman, Stacy Keach, Idris Elba, William H. Macy, Lindsay Lohan más un par de actores por confirmar) y una ausencia notable entre sus habituales, el inmenso Christoph Waltz, quién se halla involucrado en el nuevo proyecto de Spielberg.
 
 Producida una vez más por Band apart en asociación con una nueva compañía (Sicalipsis/Sheik /Patilla Entertainment) y escrita como es norma por él, “Quirby” es, según palabras del propio Tarantino, “el cierre del círculo perfecto para la historia de Beatrix Kiddo. Siguiendo con sus declaraciones confiesa que ha encontrado al sustituto ideal para el papel central, el personaje sobre el que gravita la película; Gregorio Sánchez Fernández, mundialmente conocido como Chiquito de la Calzada, “An absolutely unbelieveble, amazing, gifted spanish star”
 
  Ante las preguntas por parte de los periodistas de por qué no la ha titulado “Kill Bill Vol.3” el director ha reconocido que aunque esa era su intención inicial, tras los dos primeros días de lectura conjunta del guión por parte del elenco y de la estrella española, la pronunciación de éste (“He couldn’t spell Kill Bill, he pronounced Kir’bi everytime”) le pareció tan interesante que le motivó a cambiar parte del texto, algo que nunca había hecho. También ha confesado que aunque estuvo apunto de rebautizarla como “Comoorl” (“But i declined, i didn’t like the audience thought Japan was the scenario again. The “Quirby” scenario is all about Chiquito main role, and, with no doubt, that is the south coast of Spain and Seville”) finalmente decidió llamarla “Quirby” tanto por ser prodigiosa la dicción y los gestos adustos de Gregorio cada vez que lo pronunciaba como por darse cuenta, a medida que avanzaba la lectura del script, que en torno a él y sus infiernos tenía que girar esta precuela. 
 
 El estreno de “Quirby” está anunciado para la primavera de 2015. Un borrador de su banda sonora, ésta que tenemos el placer de ofrecerles, ya circula por ahí. Y la verdad es que es que Q.T. nos ha vuelto a sorprender. Desde su canción principal (una versión en castellano del “Bang Bang” a cargo de locutor televisivo José Luis Barcelona, titulado “Ven, ven”) hasta la canción que cierra con los créditos (“Somebody” por la gallega Tara) el track list es, cuanto menos, sorprendente; Yamasuki, The Samurais y Joe Ki & the PTSG cubren la parte exótica de una banda sonora con un par de canciones de origen argentino debido al maravilloso personaje que encarna William H. Macy (Grupo Uno, Palito Ortega, Los Wonderful), por supuesto España (Los Roller versioneando a los Doors, Pedro González con su “El Samurai”, Mike Kennedy, Pedro y Ana, Nino Bravo, Tony Escudero, etecé) y la canción que sirve de presentación ante el público de Quirby, o lo que es lo mismo, Chiquito; “Gol” de Trigal, psych fuzz rumba cañón.
 
 
P.D. Si alguien se toma esto por lo que no es poco puedo hacer yo. Disfruten (si pueden).
 

Mis películas imaginarias (I) "OPHIS LE SERPENTAIRE" (Dario Argento, 1980).

A los que por aquí suelen pasarse no creo que les sorprenda o moleste este nuevo estropicio. Les hago ya curados de espanto. En cualquier caso vayan mis excusas por adelantado. Comienzo – continuo sería más pertinente ya que uno siempre acaba hablando de lo mismo- una nueva saga en el estudiodelsonidoesnob denominada Mis películas imaginarias. Una saga (Vaya, qué presuntuoso me ha quedado éso, un serial o un folletín tal vez fuese mas ajustado) que no es más que, insisto de nuevo, un juego. Un juego, faltaría más, siempre atornillado en lo musical como no podría ser de otra manera. De hecho sustentado en ello de manera -para mi- indeleble. Películas que me gustaría haber visto o que podrían haber sido. Por supuesto que aderezadas con un listado de canciones o músicas a modo de playlist que en mi ingenuidad y ensoñación considero apropiadas para la temática por mi tan burdamente urdida. Es también posible que estas (las canciones, la película, ambas cosas) les recuerden a algo. No seré yo el que les lleve la contraria, en absoluto. Porque al final no hay recuerdos sino rememoranza difusa, más o menos embellecida con el paso del tiempo, de éstos y también de nosotros.

 Voy pues con el capítulo primero de dicho serial.

 

“Ophis le serpentaire” a.k.a. “Les fantômes du pére lachaise”, 1980.

Director: Dario Argento

Intérpretes: Cheri Caffaro, Cindy Lindberg, Leigh McCloskey

Banda Sonora: The National Gallery, Lubos Fischer, Lara Saint Paul, Yan Tregger, Jean Pierre Mireuze, Nino Ferrer, Jean Pierre Kalfon, Purple Heart, Laurent Petitgirard, Joshua Davis, Vincent Gemigniani, Roy Budd, William S. Fischer, Charles Dumont, Stelvio Cipriani, Christine Carter, The Mad doctors, Truck, Armando Trovajoli, MArta Kubisova, Karl Heinz Schaffer, Nancy Holloway et Daniel Janin, Janet Pidoux, Julio Mengod, Nathaniel Merryweather.

 

Sinopsis;
 

En el año 1999 una extraña pandemía sistémica asola Europa. La humanidad corre serio peligro de extinción. Todas sus mujeres en edad fertil fallecen súbitamente al segundo día de serlo, sin excepción ninguna, aquejadas de una hidrocefalia galopante, rapídisma y mortal. La O.P.H.I.S (Organisation pour la pandémie hydrocéphale et subatomique) un lobby oligárquico al que se accede hereditariamente y por fortuna, detentador del poder en el antiguo continente desde el final de la tercera guerra mundial hace cuatro años, encarga al doctor John William Polidori VII (Leigh McCluskey) un remedio que frene la hecatombe. El doctor, séptimo de una saga de honda raigambre en la ciencia, se halla sumido en una extraña adicción que mantiene en secreto. Aunque los científicos de la O.P.H.I.S achacan en privado dicha epidemia a las consecuencias incontrolables de la hecatombe atómica, abogan públicamente por una purificación de la sangre y achacan falsamente la epidemia a la mezcolanza genética provocada por la emigración masiva de las últimas décadas. Polidori en cambio cree haber dado con el remedio, una misteriosa píldora llamada le serpentaire. Una clave en definitiva que solucione el problema y sacie también sus necesidades más íntimas.

Sus investigaciones se hallan ya en estado avanzado. Con la excusa ante el gobierno de preservar unos centenares de futuras madres con las que experimentar el antídoto, Polidori ha creado cámaras aisladas del mundo, ocultas en criptas subterráneas de cinco camposantos: Highgate en Londres, El romano  cementerio de los ingleses, El Stary Zidovsky Hrbitov o cementerio judío de Praga, el cementerio de Luarca y, la más grande cripta de todas, desde donde opera y experimenta, Pére Lachaise, en París. Es allí donde acontecerá la, como él la llama en sus escritos, refundación genética.

Algunos hombres prominentes (empresarios millonarios, intelectuales e ideólogos adictos de primer orden, militares de altísima graduación) pugnan y medran para que sus vástagos sean las elegidas. Diana (Cindy Lindberg), una joven de doce años, primogénita del comisionado para la educación de la juventud y selección de la raza, es una de ellas. Muy a su pesar, todavía niña y en gran parte ajena a lo que sucede, accede al estatus de elegida e ingresa en Pére Lachaise. Como todas las elegidas, la niña lo hace de una preceptora -Adele (Cheri Caffaro)- que es como son llamadas aquellas mujeres que no pueden procrear y que por tanto sobreviven.

Una vez ingresada en la cripta los extraños sucesos comienzan a acontecer de una manera incontrolable; deformaciones progresivas, vampirismo lésbico, canibalismo litúrgico, desapariciones y cambios físicos…

 

…¡Acción!…

 

 

TRIO FANTASIA presenta VIAJE A TRAVES DEL SPANISH GROOVE (II)

 

 

JOU COGRA Todo controlado
DANIEL PATTUCHI Telemark
MANUEL GAS Amore
BEBU SILVETTI Skylab
MAGIC CARPET Red Kimono
JUAN CARLOS CALDERON Assassination
MONTECRISTO Never ending song
PEPE SÁNCHEZ Influencias
AUSTRALIAN SOUND Sidney
MADELEINE BELL Stay with me forever (Cosmic Bossa)
ALBERT PETER Humo, mujeres y alcohol
GINO Y LUCILLE Let’s try once again
PHIL TRIM Summer love
ZOOM Flying high
NATURA Supersonic man

FALCONS  Perdidos en el universo